martes, 19 de julio de 2011

Sledgehammer (1983)

Director; David A. Prior
Guiòn; David A. Prior
Mùsica; Philip G. Slate
Fotografìa; Salim Kimaz
Productor; Nicolas T. Kimaz
Pais; USA
Interpretes;
Ted Prior...como...Chuck
Linda McGill...como...Joni
Doug Matley...como...El asesino


Gènero; Slasher- Fantasma- Casa maldita

Sinopsis;
Un grupo de amigos se va de fiesta a una casa en el campo donde les espera una herencia de brutalidad.

Comentario;
Por fin me pude hacer con el debut del director David A. Prior, cuantos años me ha costado poder disfrutar de este slasher con toques sobrenaturales y de muy bajo presupuesto. Ya con el paso del tiempo Prior consiguió presupuestos mayores, que no mucho mas, para rodar títulos como Entrenamiento mortal, 1986, o recientemente Zombie wars, 2007, sin olvidarnos de la saga Cops, protagonizada por todo un David Carradine. Como es lógico el protagonista de este título es Ted Prior, el hermano cachas de David, que le acompañaría en todos sus primeros trabajos, así le vimos en la citada Entrenamiento mortal aparte de Mutant species, 1995, o Future zone en 1990. Porque del resto del reparto, formado por amigos y conocidos de los Prior, solo podemos destacar la presencia de Sandy Brooke, que trabajaría en Terror en alcatraz en 1987, o Nightmare sisters en 1988 poco antes de retirarse, o Ray Lawrence, visto por Biohazard en 1985.

Chuck lleva a su novia Joni y un grupo de amigos a pasar un fin de semana a una casa de campo, pero allí comenzarán a sucederse extraños sucesos. Los jóvenes comenzarán a desaparecer o a aparecer asesinados. Al parecer hace años un niño mató a su madre y su amante quedando su espíritu maldito dentro de la casa. Ahora Chuck y Joni tendrán que hacer frente al enorme asesino.

Una vez más he de confesar que este cine underground yankee me encanta, y este título es un claro ejemplo del porqué. Y es que sin ser una buena película, ni de lejos, consigue entretenerme mezclando elementos ilógicos y usando unos tempos y soluciones de rodaje muy curiosas que, reconozco, me pueden. Así los diversos fallos de raccord, aunque tampoco hay tantísimos, y de continuidad no estropean el argumento, más bien lo mejoran, en serio. Así hasta la secuencias absurdas y que solo son rodadas para lograr un metraje mínimo resultan graciosas, como la cena, o comida porque el tiempo salta cual saltamontes, donde se embadurnan de comida no pinta absolutamente nada..jajaja O la escenita en el campo con Ted Prior mostrando musculitos y con musiquita romática, que no tiene desperdicio, entre otras.
De las calidades poco se puude decir, una localización, la casa y algún alrededor, contando con una fotografía simple y algo apagada. Perola banda sonora si cumple, y sorprende por lo bien seleccionada y ubicada que está.

Así solo estamos esperando la aparición de nuestro killer, que resulta una mezcla de fantasma y asesino tradicional del Slasher, con su cutre-máscara, y su atuendo entre nerd y hillbilly, pueblerino, con un actor de unos dos metros, del cual nunca más se supo, y que, todo hay que reconocerlo, queda genial para con la cinta. De hecho Ted Prior, un musculitos, parece una mosquita a su lado. Eso sí, y no sé porqué, me gustan las actuaciones sobreactuadas y de fortachón guaperas de Prior, siempre le da un toque arrogante y amistoso, a lo protagonista guay, que queda bien. Porque del resto del elenco poco se puede decir, no creo que David Prior diese muchas pautas a los actores, simplemente los colocaría para las distintas secuencias en su respectivo lugar, es decir carne del killer, como buen slasher.
De todos modos Prior, David, no rehúye del gore, todo lo contrario. Así si los efectos son algo chusco hay que reconocer que cumplen ¡y hasta funcionan! Así tendremos la clásica escena del asesinato en la cama, homenajeando a Bahía de sangre, 1971, y Viernes 13, 1980, carreras por la casa, martillazos, degollamientos, craneos abiertos, y hasta algún destape. Todo con un ritmo ciertamente apropiado y que no se sale de los cánones del slasher más clásico de la época, de hecho era el género de moda. El cual mezcla con toques del cine de fantasmas mas tradicional, con escenas como a cámara lenta para acrecentar la tensión, algo que funciona, por cierto.
Aunque, siempre hay un pero, en el guión la mezcla de los elementos fantasmales y los más puros del slasher no están muy bien conjuntados, así en el tramo final hasta veremos una transformación, con unas pocas licencias, que nos deja algo sorprendidos, he de reconocer que me partí de risa. Para poco después ver la clásica lucha entre el héroe y el killer, con una suciedad en la imagen que queda muy bien, aunque a saber si era algo buscado. Aunque la persecución anterior a Joni tiene mas fuerza que el propio final. Pero aún así es muy entretenida.

El debut de David Prior es un slasher, género de moda en los ochenta, que resulta una pequeña sorpresa. Contando con un presupuesto bien escaso, pocos actores, la mayoría amigos, y unas calidades técnicas muy underground consigue rodar un trabajo entretenido y que hará las delicias de cualquier slashermaníaco. Más aún cuando este título ha sido uno de los más difíciles de localizar en años. Y aunque no es, ni será, una joyita si debería tener más fama. De hecho una sesión doble de esta y Entrenamiento mortal, 1986, satisfacerá a cualquier slashermaníaco. Hay que verla, y si, es cutre.. pero me gustó..jajaja

Como conseguirla;
Editada en Dvd de importación por Intervision
Trailer [Tramo del final]

Otras Portadas

1 comentario:

Anónimo dijo...

hello broo!! tienes q verte la de insidius que veras q bien esta, una de las mejorcitas que han salido nuevas, yo y mis gustos ya sabes XD

un besitoo!!!!!!!!!!

teekkk