jueves, 21 de julio de 2011

La leyenda de Vandorff (1964)

Director; Terence Fisher
Tìtulo original; The Gorgon
Guiòn; John Gilling
Mùsica; James Bernard
Fotografìa; Michael Reed
Productor; Anthony Nelson Keys
Pais; UK
Interpretes;
Barbara Shelley...como...Carla Hoffman
Peter Cushing...como...Dr. Namaroff
Richard Pasco...como...Paul Heitz
Christopher Lee...como...Prof. Karl Meister

Gènero; Monstruo- Leyenda

Sinopsis;
Una serie de asesinatos han tenido lugar en el pueblo de Vandorf y, en todos los casos, la víctima se ha convertido en piedra. Después de que Sacha, una joven del lugar, aparezca muerta de la misma manera, las sospechas recaerán sobre su amante. Cuando el grupo que le busca encuentra su cuerpo sin vida colgando de un árbol, piensa que él es la mente maligna que está detrás de los crímenes.

Comentario;
La todopoderosa Hammer además de reinventar los clásicos de la Universal trató de crear nuevas franquicias y monstruos terroríficos. De todos son recordadas las dos cintas de John Gilling El reptil y La plaga de los zombies, ambas de 1966, pues bien de un guión suyo basado en una idea original de J. Llewellyn Devine, y con todo un Terence Fisher en la dirección, nace esta La leyenda de Vandorff, siempre conocida como La Gorgona, basándose en el mito griego de la Medusa. Con el presupuesto habitual de la compañía, y contando con un equipo técnico habitual, al igual que los decorados y localizaciones y, cómo no, contando con sus dos grandes actores, Peter Cushing y Christopher Lee. Que en esta ocasión están acompañados de Barbara Shelley, vista en Dracula, príncipe de las tinieblas, o Rasputín, también junto a Richard Pasco, o Michael Goodliffe y Jack Watson, que participaron en Pepping Tom en 1960, entre otras, o Patrick Troughton, de La profecía, 1976, Joseph O'Conor, de Gorgo, 1961, y varios habituales de la compañía británica.

En el pueblo de Vandorff se producen unos asesinatos que hacen llegar al pueblo al Dr. Jules Heitz. Este será mal recibido por los pueblerinos, pero pronto comenzará a sospechar de la existencia de un viejo mito local, La Gorgona. Entonces llamará a su hijo Paul antes de morir, que a su vez pedirá ayuda al profesor Prof. Karl Meister. Juntos tratarán de descubrir el secreto de La Gorgona, mientras Paul compite con el Profesor Namaroff por el amor de Carla Hoffman. Pero parece que ambos guardan terroríficos secretos.

Siempre me sorprendió la poca fama de esta joyita de la Hammer. No dejo de reconocer que la productora británica produjo muchas joyas y que las relacionadas con los clásicos de la Universal tienen la fama que tienen por innumerables motivos, pero esta que nos ocupa puede formar parte de un segundo plano de la productora que estaría al mismo nivel de las citadas películas. Porque tenemos un guión muy bien elaborado y tratado, grandísimas calidades técnicas, la banda sonora y la fotografía nada tienen que envidiar a los grandes productos de la compañía, y el montaje y la dirección, del siempre efectivo Fisher, son casi perfectas. De hecho Fisher tenía un ángel en esa época, todo lo que tocaba era de una calidad bárbara, así la unión de dos genios como él y Gilling nos legó esta genial Gorgona.

Para más inri las dos grandes estrellas de la compañía, Lee y Cushing, realizan unas interpretaciones bárbaras, en la línea de los grandes títulos de la compañía. Aunque claro, con perfiles tan bien elaborados por parte de Gilling y con las directrices de Fisher es complicado que dos colosos de la interpretación realizasen malos trabajos. Y es que con la sola presencia de estos dos actores y del interesantísimo monstruo esta cinta debería tener mucha más fama de la que tiene.
Además el resto del elenco cumple con gran solvencia, el otro par de protagonistas, Barbara Shelley y Richard Pasco, realizan interpretaciones bárbaras, me atrevería a decir que hasta Pasco sobresale ante tanta magnificencia, pero entiendo que a los fans acérrimos de Lee y Cushing esto les sonará a blasfemia, pero siempre lo pensé.
Ciertamente esta cinta tiene muchas similitudes con El reptil, 1966, otra curiosa cinta de la Hammer, dirigida por Gilling, aunque en esta ocasión la dirección de Fisher es algo superior, aunque muy poco, y ambas forman una sesión doble formidable, con estilos muy similares. Encima se hace un uso de los decorados formidable, algo que parece que a día de hoy se ha olvidado, aunque sí, hay un par de fallos de continuidad en el montaje final, pero es que nadie es perfecto.
Otro gran acierto de esta cinta es su escasa duración, lo cual la ayuda a ser todavía más dinámica. Así el tramo final es apoteósico, con nuestra medusa, la cual está bastante bien caracterizada por mucho que se diga de las serpientes de goma, recordemos que estamos en 1964, apareciendo entre sombras. Y si a esto añadimos un final argumentalmente muy trabajado y perfectamente interpretado por todo el elenco protagonista no podemos más que agradecer a la Hammer el legarnos tal joya. Aunque reconozco que el final pudo haber estado algo más estirado, ya que la creación de tensión es perfecta y pudo dar algo más. Que egoístas somos a veces los aficionados..jajaja

Una de las joyas de la Hammer, si son demasiadas, que goza de menor fama, algo que nunca lograré comprender. En esta ocasión se trata el mito griego de La Medusa, en esta ocasión llamada Gorgona, y ciertamente es un título terrorífico y magistral. Otro ejemplo del buen quehacer de toda la compañía, y es que tener cerca a Lee, Cushing, Gilling y Fisher es sinónimo de genialidad. Y en esta producción no defraudaron, todo lo contrario. Para no perdérsela.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por Sony Pictures
Trailer

Otras Portadas

3 comentarios:

Quimérico Inquilino dijo...

Jejeje... Casualidades de la vida, esta semana la he vuelto a revisar con un amigo. En una palabra SOBERBIA.
Comparto contingo la idea de que Pasco o Michael Goodliffe están altura de las dos estrellas de la Hammer.
Sólo dos peros: el peluquín de Lee y el empeño de Fisher en mostrar los pobres efectos de la medusa en la secuencia final. Pocas pegas a una casi obra maestra.

Saludos!

ATXEIN dijo...

Quimérico, No te metas con Lee por esa peluca jodio¡¡¡jajajaja
Pues fíjate que me encata la valentía de Fisher al final.. La decisión de mostrar la Medusa con sus pros y contras me parece genial.. Recordemos que esta es de 1964.. Y aunque haya mejores efectos esta es una producción menor de la Hammer, don´t forget it..XDD

Un abrazo¡

Quimérico Inquilino dijo...

Jajaja... son maneras de verlo. A mí me saca por un momento de la belleza total del film, aunque hay que reconocer que aquí todos dieron lo mejor de sí, Fisher, Cushing, Lee, Bernard, en una de sus mejores bandas sonoras, Guilling en el guión y el propio Don Mingaye en los decorados.

Sublime