jueves, 10 de marzo de 2011

El castillo del mal (1966)

Director; Francis D. Lyon
Tìtulo original; Castle of evil
Guiòn; Charles A. Wallace
Mùsica; Paul Dunlap
Fotografìa; Brick Marquard
Productor; Earle Lyon
Pais; USA
Interpretes;
Scott Brady...como...Matt Granger
Virginia Mayo...como...Sable
Shelley Morrison...como...Lupe Tekal D'Esperanza

Gènero; Monstruo- Venganza- Diez negritos

Sinopsis;
Un grupo de herederos, reunidos para la "lectura del testamento", llegan a un castillo, en una isla del Caribe, donde se desarrollan toda una serie de situaciones de terror.

Comentario;
El director Francis D. Lyon, otrora editor, nos legó varios largos de género dignos de mención, no por sus grandes calidades, ni mucho menos, sino por sus buenas formas, así a Lyon le debemos títulos como Cult of the cobra de 1955 o Destination inner space del mismo 1966, aparte de rodar diversas series y seriales de la época. Para este proyecto cuenta nuevamente con Charles A. Wallace en las laboras de guionista, tratando en esta ocasión de entremezclar el genial libro de Agatha Christie "Diez negritos" y el más puro cine de terror de la época, y si bien los resultados finales no son todo lo gratificantes que cabría esperar al menos este producto cumple más que de sobra.
El elenco es escaso y Lyon lo ubica en un viejo caserón, algo habitual en la época, aunque encontramos diversos rostros conocidos por el aficionado, tales como Scott Brady, que también participó en Viaje al centro del tiempo en 1967, o Los sádicos de Satán de 1969, Virginia Mayo, vista en The haunted, 1979, Natividad Vacío, de The hitch-hiker, 1953, Ernest Sarracino, de la serie Aventuras del capitán Maravillas de 1941, William Thourlby, que participó en The creeping terror en 1964, o Hugh Marlowe, siempre recordado por su participación en Ultimátum a la Tierra, 1951, entre otros.

Un grupo de personas llegan a una isla citadas por Kovic, enemigo de todos ellos, para leer su testamento. Una vez allí se les comunica que para poder repartirlo deberán encontrar a la persona que lo desfiguró años atrás. Lupe Tekal D'Esperanza, ayudante de Kovic, será la encargada de asistir a los huéspedes que pronto comenzarán a sospechar el uno del otro y las improvistas desapariciones y muertes de varios de ellos los tiene atemorizados, lo que no saben es que Kovic dejó una especie de robot a su imagen y semejanza para acabar con todos ellos, ahora parece que solo Matt Granger está dispuesto a hacerlo frente.

Estamos ante una cinta totalmente correcta para con su época, entremezclando elementos góticos con siniestro y el terror, con un monstruo de por medio, con una trama digna de un thriller y deudora de "Los diez negritos", habitual de los sesenta, y si a esto le sumamos las calidades clásicas de este tipo de productos con presupuesto ajustado podemos hacernos una clara idea del tipo de producto que tenemos entre manos, donde solo queda saber algo de las calidades técnicas y el devenir del argumento para saber de las posibilidades de la cinta, y la pena es que tiene más de las que muestra, eso que Francis D. Lyon realiza una dirección del todo correcta, nada cobarde y bastante directa en el tramo final, donde no rehúye en absoluto en mostrar a su criatura, algo que hace subir enteros a esta producción, que si bien no es una joya al menos si cumple como cinta de terror sesentera.

Como era habitual en la época todos los perfiles están algo forzados, teniendo al héroe y "su chica", el socarrón y malvado, la tonta, el médico algo pardillo, o la ayudante siniestra, vamos poca originalidad, pero si hay que reconocer el buen trabajo de todo el elenco y la más que correcta dirección de actores, aunque apostaría a que los actores estaban bastante solos en la creación de sus distintos personajes. Eso sí, quizá heché algo en falta algún encontronazo mas potente entre algunos personajes que daban total pie para ello, pero Francis D. Lyon decide solventar estos problemas de forma mas tajante.
De todos modos la mayor sorpresa de este título es el monstruo que podemos disfrutar, se trata de una especie de zombie, o eso nos hacen creer durante gran parte del metraje, que será una especie de robot súper fuerte que funciona de una manera ciertamente peculiar y que tiene como única misión acabar con todos los habitantes de la casa, ni más ni menos, y vaya si se pone a ello, y es que Francis D. Lyon nos sorprende por lo directo de la trama del monstruo, ya que no se anda con tonterías, va directamente a por los invitados, bueno y a por todo el que se cruce en su camino, además en esta ocasión hay que agradecer a Francis D. Lyon la buena dirección en casi la totalidad de escenas o planos del monstruo, nos lo muestra en diversas ocasiones y le hace protagonista constantemente, grandísimo acierto.
Quizá lo que quede más descompensado es la unión de la trama a lo "Diez negritos" y la del monstruo, resulta interesante a comienzos pero con el paso de los minutos una va dejando paso a la otra, y así casi nunca se entremezclan de forma directas ambas tramas, siendo esto algo que deja al espectador con ganas de algo mas, porque el asunto prometía.
Así al final tenemos una monster movies deudora del cien de Serie B de los cincuenta con "monstruo humano" de por medio, con nuestro héroe plantando cara a la bestia y bueno, creo que cualquiera se puede imaginar el resto. Eso sí, al ser un producto corto, dura sobre 75 minutos, se hace entretenido y, en cierto modo, disfrutable.

Otro título que es más recordado por su genial título original y su póster original que por sus propias calidades, eso que es un título entretenido y que cumple con el género, lástima que la mezcla de los dos géneros que usa no quede bien empastado, pero aunque pudo dar más de si el resultado final es satisfactorio, así sin ser una joya si se hace del todo entretenida, además hará las delicias de todos aquellos seguidores del cine de los sesenta, con su oscuridad y su estilo tan marcadamente terrorífico. Hay que verla al menos en una ocasión.

Como conseguirla;
No está editada en DVD
Trailer (Comienzo de la película incluyendo publicidad al inicio)

Otras Portadas

4 comentarios:

Alimaña dijo...

Siempre me han gustado estas pelis sesenteras, esta la conocía por un libro que tengo pero aun no la he visto, otra que me apunto...

Suerte con esa chica con la que te estás viendo jajajajaa

ATXEIN dijo...

Pues la tengo en VHS original, asi que cuando la digitalice te la dejo..XDD

Además es probable que la metieses en tu blog..aunque no es un zombie es muy del estilo..jajaja

De momento no va mal la cosa.. ya te iré contando jodio..jajajaja

Un abrazo¡

Quimérico Inquilino dijo...

Pues uno que le echa morro y se apunta a esa digitalización! XDD
Me pirran estas producciones y "Cult of the cobra" tiene su aquel. Así que ya sabes, compañero ;)

ATXEIN dijo...

Jajaja, como eres QUimérico, pues que sepas que ya la tengo digitalizada, a ver si la paso del reproductor a un Dvd y te paso una copia, pero no te me acostumbres..jajaja

La de Cult la tengo pendiente, a ver si saco tiempo este finde y cae.. aunque nu se yo..jajaja

Un abrazo¡¡