lunes, 28 de marzo de 2011

Demonic (2005)

Director; Johannes Roberts
Titulo original; Forest of the damned
Guiòn; Johannes Roberts & Joseph London
Mùsica; Ollie Knight
Fotografìa; John Raggett
Productor; Miguel Ruz
Pais; UKA
Interpretes;
Nicole Petty...como...Molly
Daniel MacLagan...como...Judd
Tom Savini...como...Stephen

Gènero; Slasher- Angeles caidos- Bosque

Sinopsis;
Emilio, un chico cándido e inocente, compra una furgoneta de segunda mano e invita a sus amigos Judd, Molly, Andrew y su hermana Ally a viajar a un lago situado en medio del bosque. Sin darse cuenta se pierden y, mientras intentan encontrar la dirección adecuada, se les aparece un anciano loco que les advierte sobre un punto del bosque donde han desaparecido varias personas.

Comentario;
Johannes Roberts es un director inglés acostumbrado a los bajos presupuestos, así lo demuestran sus anteriores trabajos Sanitarium, 2001, o Hellbreeder, 2004, por lo que junto a su habitual productora, la Gatlin Pictures, se embarca en el rodaje de otro bajo presupuesto ambientado en el bosque, al más puro estilo slasher, pero contando con una especie de ángeles caídos debido a la lujuria que deambulan durante todo el metraje desnudas, y un elenco bastante desconocido salvo por la presencia de algunos actores de cierto renombre, así nos encontramos como gran reclamo con todo un Tom Savini, al cual siempre le agradeceré esa predisposición suya a colaborar en multitud de productos de directores noveles, todo un genio, aparte del veterano Dan van Husen, que ha participado, entre otras, en Nosferatu, 1979, Muérdeme abajo Dracula, 1979, o El muerto hace las maletas en1972, o las Screem Queens inglesas Marysia Kay, vista en Zombie Women of Satan, 2009, o Ouija Board, 2009, y Eleonor James, de Colour from the Dark, 2008, o Hellbride, 2007, que aquí participan, como no, de ángeles caídos desnudas.

Continuando la correcta sinopsis apuntar que los jóvenes, después de atropellar a una chica, se separan para buscar ayuda pero lo que harán será encontrarse con Stephen, un solitario que alimenta a las ángeles caídas, que demás se alimentan de todo aquel que aparece por sus dominios. Solo Molly parece ser inmune, pero eso no le dará la libertad que ella pretende.

Es encomiable como gran cantidad de directores noveles tratan de entremezclar diversos elementos de otros tantos subgéneros para crear algo que pueda destacar de entre la marabunta de títulos que asolan las estanterías de las tiendas al cabo del año, así Johannes Roberts escribió un guión, que luego fue retocado por Joseph London, sobre unas ángeles caídas, debido a la lujuria, que habitan un bosque donde, curiosamente, llegarán un grupo de adolescentes, que serán avisados por un viejo de los peligros del bosque, como no, y que serán presa de estas ángeles y de un sádico que las alimenta. Además también entremezcla elementos técnicos de otros grandes títulos, así usa la cámara en mano con visión nocturna, al más puro estilo El proyecto de la bruja de Blair, 1999, persecuciones en el bosque en la tradición slasher, aunque con muy poca fuerza, y una musiquita calcada de joyitas ochenteras de este gran género.

Como es de esperar los perfiles y actuaciones dejan bastante, sino mucho, que desear, hay actores que deambulan por la pantalla tratando de destacar para conseguir mas papeles, pero la mayoría realizan burdas interpretaciones carentes de carisma, fuerza o algo, así hasta destaca el bueno de Savini, que, como os podéis imaginar, realiza una de sus interpretaciones clásicas de estos años, es decir, algo sobreactuada y un pelín pobre, aunque siempre es agradable encontrárselo en pantalla.
Obviamente tenemos que hablar de nuestras ángeles, las cuales son una especie de demonio , con bastantes similitudes a los vistos en Demons, 1985, que van durante todo el metraje desnudas, siendo este otro gran aliciente, lástima que no sean mujeres más despampanantes, que encima tienen una alta carga erótica, así tendremos diversos momentos lésbicos, aunque la dirección y el montaje impiden que lleguen a mas, y es que ambos rubros técnicos dejan que desear en la mayoría de escenas de nuestras "angelitas", que solo están caracterizadas con una prótesis dental, lentillas, algo de maquillaje corporal blanco, y listo, un poco mas no hubiese hecho daño a nadie, digo yo.
Como es de esperar el gore cumple, tendremos varios momentos gráficos y uno especialmente dedicado al bueno de Savini, o eso parece, porque una de las muertes es casi calcada a la mítica del Capitán Rhodes en El día de los muertos, 1985, aunque con bastante menos fuerza y valor, porque este es otro elemento menor de esta cinta, propone más de lo que acaba mostrando, y si a esto le sumamos una falta de ritmo excesivo pues nos deja un producto bastante del montón.
Además, y por si fuera poco, las licencias del final son excesivas, y, para colmo, la cinta acabará a base de flashbacks durante los créditos finales, dejando, todavía, más confundido al espectador, cosas del bajo presupuesto.

Otro trabajo de Johannes Roberts dentro del género y de nuevo con un presupuesto realmente escaso, del cual el mismo se suele jactar, y lo que debería es saber imprimir más ritmo a su productos y no alargar escenas de forma absurda. La cinta cumple, pero poco mas, y cumple porque la mezcla de subgéneros no es del todo mala, y que la presencia de ángeles caídos desnudos siempre alegra, eso sí, muy poco mas ahí destacable. A si, la aparición del genio Savini como actor, que tampoco es decir demasiado a día de hoy. De todos vendió los derechos de la secuela la cual está a punto de estrenarse, habrá que darle una oportunidad a ese trabajo de Ernest Riera, director de la segunda unidad de esta, por cierto.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por Amazing Movies
Trailer

Otras Portadas