sábado, 1 de enero de 2011

Wolvesbayne (2009)

Director; Griff Furst
Guiòn; Leigh Scott
Mùsica; Miles Hankins
Fotografìa; Bill Posley
Productor; Andre Finkenwirth, Justin Jones & Leigh Scott
Pais; USA
Interpretes;
Jeremy London...como...Russell Bayne
Christy Carlson Romano...como...Alex Layton
Yancy Butler...como...Lilith

Gènero; Vampiros- Hombres lobo- Caza vampiros

Sinopsis;
Wolvesbayne cuenta la historia de un oscuro mundo que existe en las sombras. Incluso si es invisible, existe en este mundo paralelo con la realidad. Es un mundo poblado por criaturas de la noche, las vampiras y vampiros. Bayne Russell es un hombre como cualquier otro cuyo destino está escrito el día que se transforma en lobo. Pero su sacrificio no será en vano. Es contratado por un equipo de caza de vampiros que intentan destruir un culto nazi de vampiros que son guiados por Lilith. Junto con sus discípulos, quieren tomar el poder en este mundo y envolverlo en la oscuridad. Sólo con la ayuda de Van Helsing y Von Griem, Russell tendrá la oportunidad de detener el plan diabólico de Lilith.

Comentario;
Apuntándose a la nueva moda de cine de vampiros y hombres lobo el veterano Leigh Scott escribe un libreto que se supone continuación de su Dracula´s curse de 2006, legando la labor de director a Griff Furst, que es actor, guionista, productor, montador y director de diversas cintas de género, tales como I am omega, 2007, Monsterwolf, 2010, o 30 days to die for, 2009. Y es que ambos han colaborado en diversas ocasiones con el canal Sci-Fi, de ahí su relación. El elenco está formado por habituales de este tipo de bajo presupuesto televisivo, de hecho la mayoría de actores ha trabajado en alguna ocasión con Scott o Furst, así nos encontramos con Jeremy London, al que hemos visto por Ba'al: The storm god en 2008, o Basilisco, el rey serpiente en 2006, a Christy Carlson Romano, que acaba de participar en Reflejos 2, 2010, Yancy Butler, de Witchblade, filo mortal, 2000, Mark Dacascos, que rodó un par de entregas de la saga El cuervo, además de verle en Crying freeman en 1995, o El pacto de los lobos en 2001, Rhett Giles, de Frankenstein reborn, 2005, o Van Helsing vs Dracula, 2005, o Marcus Lyle Brown, de House of bones en 2010.

Sinopsis mala donde las haya, algo habitual, por otra parte, en demasiados telefilms de la época. Russell Bayne es un promotor inmobiliario obsesionado con el dinero y el éxito, así al tratar de comprar la tienda de Alex Layton, una mujer lobo, se verá envuelto en una lucha eterna entre vampiros y humanos, de hecho desde el castigo a Lilith, la primera vampira, esta lucha cesó, y ni hombres lobo, ni caza vampiros molestan a los vampiros. Pero ahora el vampiro Von Griem está recolectando las nueve joyas que son necesarias para despertar a su reina, y a su vez Bayne comenzará a convertirse en hombre lobo ya que fue atacado por uno de ellos. Solo con la ayuda de Van Helsing y otros caza vamprios y Alex podrá detener a Lilith.

No es de extrañar que después de los éxitos de las sagas Undeworld y Crepúsculo no viesen la luz diversas propuestas donde veríamos a vampiros y hombres lobo enfrentarse, así nos llega esta Wolvesbayne, un producto televisivo con un guión bastante calamitoso y flojas calidades técnicas pero que cumple con su función de entretener, es curioso como la factoría del canal Sci- fi ha conseguido crear diversos directores de un cierto método que realizan cintas simples pero eficaces, así si bien esta cinta no es nada reseñable si resulta entretenida de ver, y aunque hechemos en falta más luchas, mas sangre, mas hombres lobos, y más de muchas cosas, lo que se ve es suficiente para divertirnos durante sus 90 minutos, después no recordaremos mucho o nada, eso si, siempre hecho en falta una banda sonora un poco más intensa en este tipo de productos, aún siendo un telefilme deberían mejorar este aspecto.

Y eso que esta explotación de las cintas mencionadas no es capaz de mostrar una trama romántica decente, la relación entre Bayne y Alex es fría, no parece haber ningún tipo de feeling entre los dos actores, quienes realizan interpretaciones justitas, ninguno se esmera en demasía, al menos la dupla vampírica si toma el poder interpretativo, así Yancy Butler interpreta de forma alocada y vehemente a Lilith, quizá algo sobreactuada en algún momento, pero la verdad es que realiza una gran labor, y Mark Dacascos, que interpreta a Von Griem de forma terrorífica y muy acertada aunque de forma quizá algo alejada del estilo de la película pero aún así resulta muy potente, lástima que estos dos personajes no tuviesen mas protagonismo.
Como no tendremos un Van Helsing, pero en esta ocasión los caza vampiros son demasiado héroes, muy del estilo la película Van Helsing, 2004, de la cual esta cinta también mama bastante, no obstante las dos vampiras que ayudan a Von Griem recuerdan a las mujeres del Dracula de esta, pero en mucho peor, y es que ya sabemos que las producciones televisivas de ahora sacan todas sus ideas de los taquillazos de la época para así tratar de tener una distribución mínima.
Además tendremos algún que otro efecto de ordenador, faltaría menos, aunque las coreografiáis de luchas dejen mucho que desear, las peleas de espada son irrisorias a más no poder, además sufren de un montaje rancio y sin garra alguna, así ni los efectos, pocos, que vemos salvan estos momentos. Por otra parte la caracterización de los hombres lobo, de los que solo veremos dos, era más barato ver a vampiros porque solo es colocarles una dentadura postiza, jajaja, es bastante cutrona, la transformación que vemos en primer plano es simplona, aunque efectiva, y cuando vemos por fin a Bayne convertido nos deja con un sabor de boca agridulce, y es que cumple pero le falta algo, y si, sé que esto es un telefilm, pero que demonios, siempre queremos un poco mas, ¿no?.
Al menos la parte final es ciertamente dinámica, aunque la lucha entre el grupo de caza vampiros y hombres lobos contra los vampiros hay una cantidad de licencias atroz, no hablemos de fallos de continuidad, aunque, en líneas generales cumple, que demonios.

Otro producto televisivo salido a raíz del éxito de Undeworld y Crepúsculo, con un guión cutre y simple, unas actuaciones normalitas, una dirección pasable y poco más, pero al menos entretiene y aunque una vez después de vista es fácilmente olvidable no podemos más que comentar que es un producto simpático, que no engaña a nadie y que se hace entretenido como telefilm, que es lo que, en definitiva, es.

Como conseguirla;
Editada en Dvd de importación por Millenium Media Services
Trailer

Otras Portadas