viernes, 31 de diciembre de 2010

Los abismos de las Bermudas (1978)

Director; Tsugunobu Kotani
Tìtulo original; The Bermuda depths
Guiòn; William Overgard & Arthur Rankin Jr.
Mùsica; Maury Laws
Fotografìa; Jeri Sopanen
Productor; Jules Bass & Arthur Rankin Jr.
Pais; USA- Japón
Interpretes;
Leigh McCloskey...como...Magnus Dens
Connie Sellecca...como...Jennie Haniver
Carl Weathers...como...Eric

Gènero; Monstruo marino- Triángulo Bermudas- Romance

Sinopsis;
En una solitaria playa de las Bermudas, un niño y una niña juegan con una tortuga recién nacida. Años después, el niño, convertido ya en joven, regresa al lugar tras haber pasado los últimos años en centros psiquiátricos debido al shock que le produjo la desaparición de su padre, la cual ahora trata de esclarecer.

Comentario;
En la segunda mitad de la década de los setenta surgieron varios títulos con el triángulo de las Bermudas como eje argumental, así el director japonés Tsugunobu (Tom) Kotani, fue elegido para dirigir esta co producción entre estados unidos y Japón, Kotani era un habitual de la comedia y el drama, así no es de extrañar la amplia carga dramática de este título, aunque también rodó la interesante The last dinosaur en 1977 y Sotohiro, una de terror, en 2000. El elenco es escaso pero muy reconocible, así el protagonismo recae sobre Leigh McCloskey, que protagonizaría Inferno en 1980, Connie Sellecca, de la mítica serie El gran héroe americano y que debutaría en esta producción, Carl Weathers, de la mítica Rocky, 1976, o Depredador, 1987, o el cantante y actor Burl Ives.

Magnus Dens regresa a la ciudad donde perdió a su padre y allí se encontrará con su amigo Eric, este quiere cuidarle y hacerle olvidar sus años de psiquiátricos. Eric está con el Dr. Paulis investigando las profundidades del Triangulo de las Bermudas. Al mismo tiempo Magnus vuelve a encontrarse con Jennie Haniver, una chica preciosa a la que ya conoció de pequeño, antes de la muerte de su padre. Pero al aparecer esta Jennie Haniver es una chica sobre la que pesa una terrible maldición, además todo el equipo de investigadores tratará de poseer a la criatura marina que habita esas aguas, la cual tiene mas relación de la que creen con Jennie.

Esta película está considerada Culto en varios círculos norteamericanos, especialmente los adolescentes que pudieron verla a finales de los setenta, a los que debido a esa amplia carga romántica marcó a varias generaciones, y es que esta carga romántica es muy similar a la visita posteriormente en la mítica El lago azul, 1980, y si además introducimos un monstruo marino y unas calidades técnicas muy de telefilm pero muy solventes, recordemos que posiblemente en la década de los setenta vieron la luz los mejores telefilms de toda la historia del cine, es normal que este título sea tan recordado, aunque el ritmo y el tempo usado sea algo lento, como muy suave y remarcando en exceso la trama romántica en detrimento de la monstruosa, y es que tiene bastante mas peso la primera, aunque Kotani sabe entremezclar ambas de forma bastante acertada.

El elenco también ayuda, y mucho, a que esta cinta tenga el estatus que posee, así la pareja Leigh McCloskey- Connie Sellecca queda perfectamente conjuntada, ambos realizan grandes interpretaciones, y es que McCloskey estaba en estado de gracia, así todos sus momentos de diálogos tienen una alta carga cinematográfica, ya sea con Sellecca o con un acertado Carl Weathers, que si bien no se entiende el porqué se le escogió a él, debido a su imponente cuerpo, hay que alabar su buen trabajo, aunque claro, había ganado cierta fama gracias a Rocky, 1976, y había que usar este gran reclamo.
Aunque a un servidor le ha escamado bastante tanta trama romántica y tanta lentitud en algunos planos, aparte de algunas pequeñas trampas del bueno de Kotani, aunque no por ello tengo que dejar de reconocer que es un buen título, de hecho comprendo el porqué tiene el estatus que tiene dentro de ciertos círculos, yo la verdad es que la esperaba más terrorífica y menos romántica, aquí estuvo mi error, aunque la disfruté gracias a la correcta dirección de Kotani y a la gran parte final, la cual deja bastante sorprendido debido a la valentía visual de lo que se ofrece.
Y es que la trama romántica tendrá un final muy acertado, y la terrorífica también, veremos por fin al monstruo de marras en su máximo esplendor, atacando al barco de investigadores en plan Tiburón, 1975, ya sabemos que casi todas las cintas marinas de la época copiaron en cierto modo el clásico de Spielberg, y hasta tendremos un ataque a un avión, algo que se vería el mismo año en Tiburón 2.
Pero es que en toda esta vorágine de acontecimientos Kotani no pierde el pulso a la película y sabe llevarla por los derroteros que a él le interesan, así cierra ambas tramas de forma muy acertada, sin olvidarnos de lo bien dirigidas que están las escenas acuáticas de la criatura, bastante deudora de la genial Gamera, por cierto, no obstante Kotani habría crecido viendo los grandes kaijus, y aquí a un servidor si le conquistó con esos planos de alta mar usando maquetas, de diez.

Mítico film que entremezcla una trama romántica con una especie de monstruo deudor del kaiju más clásico, con Gamera a la cabeza. Pero a un servidor le sobró parte de la trama romántica, aunque reconozco que está muy bien rodada, interpretada, y contada, haciendo así las delicias de los adolescentes de la época. Además es posiblemente uno de los mejores trabajos sobre el mítico triángulo de las Bermudas, el cual siempre pensé que daba muchas mas posibilidades de las que se lograron sacar en todas las películas en que se trató.

Como conseguirla;
Editada en Dvd de importación por Warner Brothers
Trailer
No disponible
Otras Portadas

2 comentarios:

Alimaña dijo...

No conocía esta y me la apunto para verla pronto. Hablando del triángulo de las Bermudas, ¿habrás visto la demencial "El Diabólico triángulo de las Bermudas" del tio Cardona II?

Un saludo

ATXEIN dijo...

Alimaña, pues creo que está montada por la mula.. yo me enteré después de ver mi VHS.. peor calidad, peeeero..jajaja

Pues si la he visto pero no la recuerdo la verdad, de todas formas la revisaré en breve que quiero meterme sesión del Triangulo de las Bermudas..jajaja De todos modos, creo recordar que era muy similar a la de Misterio en las Bermudas del Santo y cia..

Un abrazote¡¡