lunes, 27 de diciembre de 2010

Invasores de Marte (1953)

Director; William Cameron Menzies
Tìtulo original; Invaders from Mars
Guiòn; Richard Blake
Mùsica; Raoul Kraushaar
Fotografìa; John F. Seitz
Productor; Edward L. Alperson
Pais; USA
Interpretes;
Jimmy Hunt...como...David MacLean
Helena Carter...como...Dr. Pat Blake
Arthur Franz...como...Dr. Stuart Kelston / Narrador

Gènero; Sci- Fi- Marte

Sinopsis;
Desde la ventana de su habitación, el pequeño Jimmy divisa un platillo volante que aterriza cerca de su casa. Debido al extraño comportamiento que a partir de ese momento experimentan las personas que le rodean, acude en la ayuda de la doctora Pat Blake y su amigo el astrónomo doctor Kelston, llegando a la conclusión de que todo forma parte de un plan de invasión desde el planeta Marte.

Comentario;
Partiendo de una historia original de John Tucker Battle la Allart pictures corporation pidió al guionista Richard Blake que realizase un guión para una película de bajo presupuesto ya que el libreto original no les era posible llevarlo a la gran pantalla. Además se optó por William Cameron Menzies para ocuparse de la dirección, anteriormente, y dentro del género, ya había rodado La vida futura, 1936, o Chandú, el mago en 1932. Igualmente se contó con un elenco reconocible por el público de la serie B de la época, así nos encontramos con el niño Jimmy Hunt, el cual ya había rodado innumerables películas pero que posteriormente desparecería del panorama, volviéndole a ver en el propio remake de esta, La invasión de Marte de Tobe Hopper de 1986, y con los adultos Helena Carter, siendo esta su última aparición en la gran pantalla, Arthur Franz, habitual del género, recordémosle de títulos como Monster on the campus, 1958, o Flight to Mars, 1951, Morris Ankrum, que participó en Kronos, 1957, o Zombie of Mora tau, 1957, o los polivalentes Max Wagner, Hillary Brooke y Leif Erickson, además de tener como monstruos a todo un Lock Martin, quien interpretase al mítico Gort de Ultimátum a la Tierra en 1951.

Ampliando la correcta sinopsis apuntar que los marcianos rápidamente se hacen con el control de un General y el jefe de policía local, así el pequeño Jimmy tendrá que huir y buscar ayuda. Hasta que el Dr. Kelston da la voz de alarma, que era esperada, y el ejército toma las medidas oportunas.

Estamos ante otro claro ejemplo de cómo una película de serie B se convierte en una película de Culto, porque esta cinta ostenta este estatus pese a quien pese, y sí, tiene un presupuesto irrisorio, multitud de trampas argumentales, fallos de raccord y continuidad, pero tiene todo lo que tanto gusta a los amante de la ciencia ficción, un buen ritmo, un niño, astrónomos bonachones, el ejército tratando por todos los medios de parar la terrible amenaza, y unos monstruos verdes mandados por una cabeza en una urna que se queda clavada en la mente de cualquier que ve este título, no obstante si bien la caracterización de los monstruos es algo cutre es muy recordable esta cabeza. Pero el mayor acierto es la formidable dirección de William Cameron Menzies, quien decide jugar con las tomas y los distintos ángulos de la cámara, pareciendo por momentos fantasía propia de la historia de Alicia en el país de las Maravillas con esos ángulos imposibles, sino observad detenidamente las escenas de la comisaría, entre otras. Al mismo tiempo tenemos una fotografía, en color, muy apropiada, un montaje decente y una banda sonora mítica, que ayuda a la creación de tensión en todo momento.

Además, si a esto le sumamos grandes interpretaciones por parte de todo el elenco y que el personaje protagonista es un niño interpretado a las mil maravillas por el joven Jimmy Hunt, quién destaca por encima del resto del reparto, no hacemos más que subir enteros a esta interesantísima producción.
Por otra parte si bien es cierto que los marcianos tardan en aparecer, su aparición es muy sorpréndete, y aunque su caracterización sea cutrona, como ya comentamos, la dirección se ocupa en solventar estos problemas con planos imposibles y la utilización de gigantes, como marcianos, y enanos, como soldados, para incrementar la tensión del tramo final, a la cual quizá se le note en exceso estar rodado en un decorado pero que cumple a las mil maravillas, y es que durante los 78 minutos de metraje no hay casi tiempo al tedio debido al gran ritmo que insufla Cameron Menzies al rodaje.
Y eso que tuvieron que rodar un par de escenas distintas para la versión inglesa, una donde el Dr. Kelston da mayores explicaciones sobre los marcianos, y un final distinto y menos trágico, aunque al haber sido rodadas estas escenas un año más tarde vemos al pequeño Jimmy Hunt algo más mayor, pero como esto fué para la versión inglesa no nos molesta en exceso..jaja
De todos modos me quedo, y de largo, con el final original, el cual, después de todo lo visto en la lucha final entre soldados y marcianos dentro de la nave, con armas extraterrestres que crean agujeros, bombas, disparos, marcianos muertos, y mil sorpresas mas, nos muestra como el pequeño Jimmy huye recordando todas las penurias de los últimos días para volver a despertar y volver a aparecer al comienzo de la trama de la propia película, en su propia cama, un pequeño truco por parte de Cameron Menzies que resulta genial y nos deja altamente satisfechos de lo visto, que siendo cutrón es muy entretenido. Culto.

Una de las joyitas de la serie B de los cincuenta es esta Invasores de Marte de William Cameron Menzies, quien realiza una dirección acertadísima para con un guión marcadamente de Serie B y unos decorados que trataron de dar lo máximo que el presupuesto les permitió. Y vaya si lo lograron, porque con el paso del tiempo este título fue admirado por aficionados de todo el mundo, llegando el mismísimo Tobe Hooper a realizar un remake en 1986, el cual es bastante inferior a esta joyita de los años cincuenta. por cierto. Y es que cuanto buen cine de bajo presupuesto se rodó en USA en esta década maravillosa.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por L´Atelier 13
Trailer

Otras Portadas

7 comentarios:

Alimaña dijo...

Otra joyita cincuentera... no solo de L. Cahn vive el hombre... jajajaja
me vicia cada vez más la visión de esa época por su peculiar forma de tratar la scifi
Un abrazo

ATXEIN dijo...

Jajaja, claro que no ALimaña¡¡ Hay bastantes directores a los que hay que prestar atención¡¡
Ya sabes que a mi este tipo de cine me encanta.. bueno como tantos subgéneros de este nuestro género favorito..jajaja

Un abrazote¡¡

P.D; Te mandé un mail..XDD

Quimérico Inquilino dijo...

Clasicazo. COmo anécdota personal decir que este fue el primer título que ví en un videoscopio, en casa de unos vecinos, cuando aquello del VHS parecía cosa de magia XD

punkandroll dijo...

Un clasico y una joyita de esas que todo el mundo debe ver, la sci-fi cincuentera americana tiene joyones autenticos, gracias por recordarla ATXEIN

ATXEIN dijo...

Quimérico, la viste en un videoscopio?? Eso tiene mucha calidad, no?? que mamonazo¡¡ SI tampoco eres tan viejo jodio..jajajaja
Por cierto, mañana te mando un mail contandote cosicas..XDD

Punkandroll, personalmente me encanta la serie B de los cincuenta proveniente de USA. Y esta es una de esas piezas clásicas, aunque no la única..jaja
Y realmente las gracias son para L´Atelier, por haberlas editado de forma tan fabulosa en nuestras tierras¡¡

SAludos¡¡

Quimérico Inquilino dijo...

Jajaja... evidentemente me refería a los magnetoscópios, vulgo VHS XDDD

Esperando noticias...

ATXEIN dijo...

Ahh, eso me cuadra mas Quimérico¡¡jajaja

Luego te mendo un mail, y te cuento todo.. a ver que te parece..

Un abrazo¡¡