lunes, 15 de noviembre de 2010

The 27th day (1957)

Director; William Asher
Guiòn; John Mantley & Robert M. Fresco
Mùsica; Mischa Bakaleinikoff
Fotografìa; Henry Freulich
Productor; Helen Ainsworth
Pais; USA
Interpretes;
George Voskovec...como...Prof. Klaus Bechner
Gene Barry...como...Jonathan Clark
Valerie French...como...Eve Wingate

Gènero; Sci- Fi

Sinopsis;
Tres hombres y dos mujeres de distintos orígenes son llevados a un platillo volante donde un extraterrestre les explica que su pueblo vive en un planeta moribundo y necesita a la Tierra. Sin embargo, su código ético no les permite conquistarla. ¿La solución? Que sean los propios humanos quienes aceleren su propia destrucción. Para ello les da a cada uno tres cápsulas capaces de destruir la vida humana en un radio de 2.500 kilómetros. Los cinco elegidos disponen de 27 días para utilizarlas.

Comentario;
Con un cierto retraso temporal John Mantley publicó su libro debut para poco después conseguir adaptarlo al cine de la mano de la productora Columbia, la cual encargó el producto a la productora Romson, casi se anunció la película al mismo tiempo que se ponía el libro a la venta. Entonces se contó con Robert M. Fresco para realizar la adaptación pero debido a diversos problemas abandonó el proyecto y fue el propio Mantley quien se ocupó de la misma. El escogido para encargarse de la dirección fue William Asher, quién rodaría la clásica Embrujada, 1964, además de participar en algunos capítulos de series como Dimensión desconocida, aunque fue más conocido por sus películas relacionadas con la playa, las beach movies.
Dentro del elenco nos encontramos con diversos rostros conocidos de la serie B estadounidense de la época, así el protagonismo recae sobre un Gene Barry que ya había trabajado en La guerra de los mundos, 1953, que está acompañado de Valerie French, que participó en The four skulls of Jonathan Drake, 1960, del checo George Voskovec, visto en El estrangulador de Boston, 1968, a Arnold Moss, de El reinado del terror, 1949, o Stefan Schnabel, que solía hacer de ruso y al que vimos en Voodo island, 1957, aparte de secundarios como Paul Birch, [The beast with a million eyes, 1955], o Tomy Daly, [The angry red planet, 1960], entre otros.

Apuntalando la correcta sinopsis comentar que los elegidos tratarán de esconder las cápsulas y a ellos mismos por miedo a sus propias vidas y los rusos, al tener a uno de los elegidos, quieren dominar el mundo. Así solo el profesor Klaus Bechner y Jonathan y Eve quieren que todo acabe de la mejor manera posible y tratar de ayudar, a su vez, a los extraterrestres y así poder compartir sus inmensos conocimientos.

Estamos ante una interesante, y barata, película a la que le pesa en exceso su tardía aparición, ya a finales de los 50 la guerra fría tocaba a su fin debido a la muerte de Stalin, así este producto sigue la estela de otras tales como Ultimátum a la Tierra, 1951, o Llegó del más allá, 1953, pero en claro ejercicio anticomunista y bastante sexista, las dos mujeres abandonan rápidamente las píldoras dejando así el control a los hombres, cosas de las épocas. Pero lo curioso es que el título funciona bastante bien y gracias a una correcta dirección de William Asher no se hechan de menos mas efectos ni parafernalias llamativas, consiguiendo así buenas secuencias con pocos medios pero todos ellos del todo acertados, así la cantidad de licencias argumentales que vemos no entorpecen a la propia historia y la continuidad sin estar conseguida, el transcurrir de los fatídicos 27 días está contado de forma excesivamente desigual, al menos cumple.

Por otra parte hay que reconocer un buen trabajo del elenco, todos los personajes cumplen a la perfección con sus roles, donde destacaría a los militares rusos, es más, el desconocido Azemat Janti me sorprendió y junto a Stefan Schnabel nos dejan gran parte de los mejores momentos de la cinta, porque, como ya sabemos y, en cierto modo, esperamos, los perfiles y actos de los personajes norteamericanos son muy forzados y les dejan, constantemente, como los buenos de todo el asunto, hasta la mujer inglesa parece algo estúpida, además las interpretaciones son bastante forzadas y en algunos casos sobreactuadas, pero como siempre resultaban iguales en estas series B cincuenteras nos dejan un buen sabor de boca.
Otro acierto, como no, es la duración, escasos 76 minutos, lo cual ayuda a mantener un cierto dinamismo y aunque la trama resulte algo anticuada en su tiempo y sea bastante más floja que la de las películas anteriormente citadas esta cumple con su bajo presupuesto y sus correctas formas, porque el gran problema que tuvo esta producción fue que llegó con unos pocos años de retraso y la relación con Rusia por parte de USA era más cercana, atrás quedaba ya la lucha contra los comunistas, pero aun con todo este producto mantuvo unas calidades y formas totalmente correctas y no le hizo falta usar ningún efecto especial, los platillos vistos pertenecen a la película La tierra contra los platillos volantes, 1956, y el extraterrestre tiene un aire al visto en Ultimátum a la Tierra, 1951, y es que las similitudes no son pocas entre ambos "aliens", es más, mantienen un cierto nivel similar, lo cual ayuda, y mucho a este producto.
En el tramo final no deja de sorprendernos como se fuerza la tensión, así William Asher rueda una resolución del asunto potente y bastante sorprendente, eso sí, el resto hasta llegar al clásico "happy end" no me pareció muy acertado, creo que la cinta podría haber acabado antes, pero que esperar de un producto por y para los norteamericanos de esa época.

Otro título a descubrir de la fantástica Serie B de los años cincuenta, ya que si bien su trama es algo atrasada William Asher consigue rodar un título dinámico y entretenido contando con un presupuesto ajustado y pocas calidades, logrando así que su título tenga un cierto renombre dentro de los aficionados a la ciencia ficción, porque aunque no llegue a los niveles de otros productos al menos mantiene un nivel que consigue entretener al espectador, que es de lo que se trata. Recomendada.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por L´Atelier
Trailer

Otras Portadas

6 comentarios:

Quimérico Inquilino dijo...

Con esta sí estoy de acuerdo contigo en todo, ya ves ;)

ATXEIN dijo...

Quimérico, si es que se nos nota el plumero, sci-fi de los cincuenta y dentro de la Serie B rara vez defrauda..jajaja

Un abrazo¡

Nosferatu dijo...

Gran serie B!! Muy recomendable, como muchas de las cosas que edita L'Atelier

ATXEIN dijo...

Nosferatu, Totalmente de acuerdo con tus palabras¡¡

Un saludo¡

Nosferatu dijo...

El encanto de la serie B de los 40 y 50 me pierde, jeje... Pero es que además, siento debilidad por esta (pequeña) distribuidora que se atreve a editar sci-fi que otros no harían, y que lo miman acompañándolos de libretos y extras sensacionales. A veces pagas por un DVD que dá pena, otras veces lo pagas bien a gusto

ATXEIN dijo...

Nosferatu, yo también soy un apasionado de la sci-fi de serie B de esas épocas, tienen un estilo que me encanta, y la falta de medios casi les va bien para ser prdocutos mas honestos y entretenidos.

Y si, lo de L´Alterier, es genial, ya podrían aprender mas distribuidoras de esta pequeña casa, la cual espero que perduré por muchos años¡¡

Un saludo¡¡