domingo, 24 de octubre de 2010

Higanjima (2009)

Director; Kim Tae-Gyun
Guiòn; Tetsuya Ôishi
Mùsica; Hiroyuki Sawano
Fotografìa; Shinji Kugimiya
Productor; --
Pais; Corea del Sur- Japón
Interpretes;
Hideo Ishiguro...como...Akira Miyamoto
Dai Watanabe...como...Atsushi Miyamoto
Kôji Yamamoto...como...Miyabi

Gènero; Vampiros- Manga- Gore

Sinopsis;
Higanjima es una isla espeluznante ocupada por vampiros. De esa isla nunca ha vuelto nadie con vida. Cuando el adolescente Akira se entera de que su hermano ha desaparecido en la isla, decide ir allí e investigar con varios amigos.

Comentario;
Nueva adaptación de un manga japonés, en esta ocasión se trata de la historia vampírica Higanjima escrita por Kôji Matsumoto, de la cual aún se están editando números y de la que pudimos ver un largometraje de dibujos en 2005. El guión es obra de Tetsuya Ôishi, guionista de otros mangas como Death note, the last name, 2006, y contando en esta co producción japonesa y coreana con el director Kim Tae-Gyun, quién ya nos sorprendiese en 2001 con Volcano High, al cual seguíamos esperando desde entonces ya que solo ha rodado tres dramas en este tiempo. El elenco está formado por jóvenes actores habituales del cine japonés y de los que podemos destacar a Dai Watanabe, visto por Shirubâ Kamen, 2006, a Asami Mizukawa, que participó en Dark water, 2002, o Kôji Yamamoto, habitual de las series dramáticas japonesas.

Akira busca a su hermano mayor desaparecido dos años atrás, así conocerá a Rei y la historia de Higanjima, una isla dominada por vampiros donde se encuentra Atsushi, el hermano mayor de Akira, así este se embarcara hacía tan peligrosa isla junto a sus amigos, con los que tratará de sobrevivir a Miyabi y su ejército de vampiros. Quizá la unión de ambos hermanos logre la liberación de la isla.

Grata sorpresa la que nos depara este live action manga de casi dos horas de duración durante las cuales no tenemos ningún momento de tedio o aburrimiento gracias a la buena historia contada y bajo una dirección muy apropiada en casi todo momento, al igual que me pasó en Volcano High los momentos cómicos, absurdos, que propone Kim Tae-Gyun no me acaban de convencer, me da la sensación de estar metidos con calzador, no entenderé nunca el porqué todo el cine japonés debe incluir siempre estos momentos cómicos tan absurdos, aunque bueno, es su tradición. Por otra parte se nota que gozan de un cierto presupuesto ya que todos los rubros técnicos brillan con luz propia, aunque el montaje sufra de algún que otro altibajo, al igual que la trama, donde podemos observar como sub tramas pasan tan desapercibidas que sería de esperar que los aficionados al manga original, yo no lo soy, despotriquen en este aspecto. Pero el mayor acierto de Kim Tae-Gyun es que su película tiene un aspecto visual muy atrayente, como ya hiciese en Volcano High, la dirección es muy similar, y si aquella fue una gratísima sorpresa en su día esta no podía ser menos.

Quizá los personajes me resultaron algo fríos y excesivamente cambiantes o drásticos en sus formas, así los amigos de Akira siguen sus pautas sin más, formando un grupo muy clásico, al igual que el propio Akira, bastante bien interpretado por Hideo Ishiguro, aunque tenga momentos donde se exceda en gestos, siempre los mismos, por otra parte, pero los actores y personajes más destacados son Dai Watanabe como Atsushi, quién realiza un gran papel de un gran personaje que si bien contiene algunas licencias, en términos generales resulta muy interesante, porque es el caza vampiros más fuerte, y claro, le vemos peleando varias veces y esto le sube enteros, al igual que a Kôji Yamamoto, que interpreta a Miyabi, el vampiro jefe, quién está caracterizado de forma magnífica y que tiene un poderío en pantalla del todo remarcable, Yamamoto se apropia del personaje y lo hace suyo, y la verdad es que lo borda.
Pero de esta producción lo que más me llamó la atención es la cantidad tan excesiva de gore y sangre por ordenador que veremos, todas las luchas tienen litros del líquido rojo, este casi llega a ser un personaje más, porque este tipo de sangre tiene mucha repercusión en todo, por ejemplo, en el combate final vemos continuamente chorros y chorros de hemoglobina, que ayudan continuamente a crear dinamismo y tensión en el metraje, una acierto absoluto por parte de la dirección y producción. Y es que veremos a no pocos vampiros luchando contra nuestros héroes, y veremos no poca sangre en estos combates, y es que hasta veremos un monstruo gigantesco, que recuerda mucho al de Alien, y que nos deja, ya en la parte final, del todo alucinados. No olvidemos a los vampiros, caracterizados de forma tradicional y que no destacan en exceso, salvo su "medico" que parece un ex- soldado y que crea un vampiro mutante al cual le salen espadas del brazo y demás sorpresitas..jajaja
Además todo el tramo final es un vorágine de acción, sangre, luchas, espadazos, algo, muy poco, de Swordplay y wuxia, quizá debieron incluir más elementos de estos subgéneros, y entretenimiento por doquier donde el espectador disfrutará del espectáculo visto, que si bien no es ni será una joya de culto, si formará parte de esos títulos japoneses divertidos y entretenidos con cables, sangre y espadas. Toda una sorpresa.

Live action de un manga vampírico que después de haber disfrutado de su largometraje me dan ganas de ver en su versión en papel, aunque quizá ahí empeore el buen sabor de boca que me ha dejado. Porque tenemos vampiros japoneses, no de los saltarines, espadazos, mucha sangre, buenas calidades técnicas, y, en definitiva, dos horas de entretenimiento sin casi momentos menores que nos harán disfrutar de este gran título, que aunque ha tenido buenas críticas y una buena respuesta por parte de los aficionados tampoco es que vaya a revolucionar nada ni a ser una joyita, pero aún así es del todo disfrutable.

Como conseguirla;
Editada en Dvd de importación
Trailer

Otras Portadas