sábado, 16 de octubre de 2010

El barón contra los demonios (2006)

Director; Ricardo Ribelles
Guiòn; Ricardo Ribelles
Mùsica; Christian Johansen
Fotografìa; Albert Serradó
Productor; Ana Sánchez-Gijón & Ricardo Ribelles
Pais; España
Interpretes;
Juan Carlos Romeu...como...El Barón- Goliath- Sargento Armero
Alejandro Ribelles...como...Teniente Alexander
Helena Lecumberri...como...Doña Pervertvm

Gènero; Espada y Brujería- Gore- Demonios

Sinopsis;
En las postrimerías del siglo XXI, un enigmático superhéroe, denominado el Barón, capitanea una Cruzada que la organización religiosa Exorcio Deus Machine mantiene contra las fuerzas del Mal. Durante una misión de exterminio, el Barón es apresado por la bruja Doña Pervertvm y torturado hasta conseguir su esperma. Doña Pervertvm utiliza el líquido seminal del Barón para fecundar a la Bestia-Ragnarok con el fin de que engendre la más poderosa y definitiva raza de demonios. El Barón consigue escapar pero, cegado por su culpa, inicia un sangriento vía crucis que revelará su auténtica naturaleza.

Comentario;
En 1996 el dibujante de comics Ricardo Ribelles se embarcó en la creación de una serie que mezclase ciencia ficción, espada y brujería, gore y demás delicatesen de un buen fan del género, así creo el universo de Exorcio mediante su cortometraje Exorcio Deus Machine: La misión, rodado allá por 1996, y fue entonces cuando comenzaron todos sus problemas llevándole finalmente a rodar un largometraje que sería filmado en los posteriores diez años. Este sufrió decenas de improvistos lo cual hacía caer en la desgana al bueno de Ribelles, pero en 2006 pudo presentar su epopeya fantástica, la cual es merecedora de bastante más fama dentro de los aficionados y esperemos que ahora gracias a su reciente distribución en Dvd este aspecto mejore.
Estamos ante una producción pseudo amateur, donde el presupuesto corre a cargo del propio Ricardo Ribelles, pero tuvo que rodar con un presupuesto escaso para el tipo de producto que tenía en mente, además todo el elenco se volcó con el director, no obstante muchos son amigos o familiares, como manda la tradición, y, afortunadamente, algún actor a conseguido mantenerse en la industria cinematográfica, especialmente en el universo de las series de Tv, de todos modos podemos destacar a Paulina Gálvez, quién ha participado en diversas producciones, como La monja, 2005.

La sinopsis es bastante acertada así que comenzaremos con el comentario, y lo primero que tenemos que decir es que estamos ante una gratísima sorpresa que de haber contado con presupuesto mayor podríamos estar ante una de las grandes propuestas fantásticas de los últimos tiempos, en serio. Porque está claro que las calidades son algo justas, el sonido no está muy logrado, la fotografía es algo rara y muy cambiante durante toda la peli, no obstante la cinta se rodó durante ocho años, y el montaje cumple, aunque tenga algunos saltos algo raros, pero de ahí a definirla como un bodrio como he leido en alguna crítica me parece algo fuera de lugar.

Porque Ricardo Ribelles consigue crear un universo fantástico que mezcla infinidad de elementos de otros subgéneros del cine fantástico, tenemos erotismo, espada y brujería, gore, payasos asesinos, zombies, monstruos satánicos, monjes, ciencia ficción, y un larguísimo etcétera, todo, quizá, algo atropellado en el guión pero bastante bien solventado por la dirección, algo que sorprende todavía más debido a los problemas que padeció la misma, y es aquí donde Ricardo Ribelles destaca, ya no solo por su fuerza de seguir, sino por lo bueno del producto final, bueno, no estamos ante una joyita pero si ante un trabajo realizado desde el prisma de un fan al fantástico y eso se nota, y vaya si se nota, porque la cantidad de pseudo homenajes que vemos es enorme, y ninguno de ellos parece una copia sin más.

De las actuaciones poco se puede decir, cumplen y poco mas, bueno alguno como el monje jefe realizan una interpretación bastante mala, eso sí, no me convenció que Juan Carlos Romeu esté doblado, quizá lo esté por el mismo, pero su voz no me encajaba dentro de su interpretación, aunque el sonido, en líneas generales, es de los más flojo de la cinta, y esto es algo demasiado habitual dentro del cine español, de presupuesto o no.
Pero lo que más destaca aquí es la historia y la cantidad de monstruos y secuencias fantásticas acompañadas por paletadas de gore que podemos disfrutar, porque se disfruta y mucho, especialmente en compañía de amigos, y aunque no llegue al nivel de Acción mutante, 1993, como muchos quieren hacer ver, quizá si no hubiese tenido todos esos problemas si sería superior al título de De la Iglesia, pero no es el caso.
También me sorprendieron mucho las distintas caracterizaciones, el barón cumple a las mil maravillas y me resultó una especie de híbrido entre los musculosos actores de las cintas de Brujería y los héroes casposos setenteros, además su traje de músculos le hace adquirir un estilo muy personal, y además esta técnica es usada mucho en el cine japonés. Pero es que el resto de personajes está igualmente bien tratado, tanto los monstruos, me encantaron los payasos, como los soldados, muy deudores del estilo Alien y similares, las mujeres, siempre muy sexys, y es que todos los personajes tienen un trabajo de vestuario detrás muy destacable, y aunque la mayoría de criaturas sean muñecos o disfraces, algunos demasiado pobres, no nos da la sensación de cutrerío, sino más bien todo lo contrario.
Y como no tengo que hablar del gore, y lo que nos encontramos aquí es una epopeya fantástica ultragore, si, ultragore, la sangre no se hace esperar y es prácticamente un protagonista mas, siendo este otro de los grandes aciertos de Ricardo Ribelles, quién no reúsa del líquido elemento, u otros líquidos, y lo aprovecha constantemente por el bien de la película, de hecho a mi entender esta gran cantidad de gore hace más dinámico, si cabe, la dirección del propio Ribelles, porque tenemos un catálogo que nada tiene que envidiar al ultragore alemán o el reciente cyberpunk japonés, además sus calidades son muy buenas para con el presupuesto del que gozaron, mejor que apuntar momentos es verlos por uno mismo.
Para colmo el final tiene su moralina que dejará a más de uno alucinado, a mi me resultó excesivamente pretencioso aunque efectivo, y si bien el ritmo decae un poco el tempo está conseguido, dejándonos así una grata sorpresa.

El debut de Ricardo Ribelles es una epopeya fantástica ultra sangrienta donde debido a sus enormes problemas de producción le acarreó rodar a lo largo de diez años, algo que no hizo ningún bien a su producto, aunque aún así es una sorpresa enorme debido a la valentía del guión y de la dirección, así como el buen hacer de la mayoría de personas que participaron en este producto, el cual es del todo recomendado para cualquier aficionado sin ningún tipo de prejuicio, y vista en compañía gana enteros. Para no dejarla escapar.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por Friki Films
Web Oficial Aquí
Trailer

Otras Portadas