sábado, 18 de septiembre de 2010

El demonio (1963)

Director; Brunello Rondi
Tìtulo original; Il demonio
Guiòn; Brunello Rondi, Ugo Guerra y Luciano Martino
Mùsica; Piero Piccioni
Fotografìa; Carlo Bellero
Productor; Ugo Guerra, Federico Magnaghi & Luciano Martino
Pais; Italia- Francia
Interpretes;
Daliah Lavi...como...Purí
Frank Wolff...como...Antonio

Gènero; Posesión- Locura

Sinopsis;
En la región de Lucania, una joven, Purí, está poseida por el demonio. La ignorancia familiar y después la de sus convecinos hace que la muchacha sea golpeada y humillada continuamente. Sus terribles gritos nocturnos hacen que sus padres acudan primero al curandero del pueblo y después al sacerdote para intentar un exorcismo.

Comentario;
Brunello Rondi, habitual guionista de Fellini, es el responsable del libreto de su Satyricon, 1968, y Rosellini, dio el salto a la dirección a comienzos de la década de los sesenta, y después de un rodar un drama tomó la historia real de una posesión para crear una obra de terror y posesiones pero perfectamente situada en el entorno rural mas católico y supersticioso posible, creando una pequeña obra maestra que pasó algo desapercibida en su época, recordemos que Bava y Fredda creaban joyón tras joyón, y que todavía a día de hoy sigue sin tener la relevancia que debería tener, porque mucho cine de posesiones, especialmente El exorcista, 1973, mama, y de que manera, de esta.
Por otra parte la elección del elenco es soberbia, el protagonismo recae en la israelí Daliah Lavi, que también veríamos en otros productos como La frusta e il corpo, 1963, o The return of Dr. Mabuse, 1961, que está acompañada de todo un Frank Wolff, habitual de los spaguetti western que rodó algún terror, como Los fríos ojos del miedo, 1971, ya que el resto del elenco está plagado de secundarios de péplums o western que cumplen a la perfección.

Purí se siente atraída sexualmente por Antonio, pero este la desprecia y decide casarse con otra mujer, así Purí le hará un maleficio y comenzará a ver visiones lo que la hará creer que está poseída, de hecho para los aldeanos es la bruja del pueblo y después de cada acto pagano que llevan a cabo aparece ella para estropearlo todo. Así ni el cura, ni un hechicero, ni nadie podrá salvarla y el pueblo solo vivirá tranquilo cuando la bruja Purí haya muerto.

Después de ver este título me he preguntado decenas de veces el porqué no tiene un mínima distribución y fama, porque es un producto soberbio que deja al aficionado tan satisfecho de lo visto que es complicado poder expresar con palabras todo lo que este título da, y eso que han pasado más de 35 años de su estreno, e imagino que en su estreno debió dejar a todo el respetable totalmente alucinado y aterrorizado ya que la excelente idea de Brunello Rondi de dar un toque documental a la grabación es un acierto total, aunque es cierto que no era algo novedoso en el cine italiano, pero en esta ocasión vuelve a quedar de maravilla.
Me ha sorprendido enormemente la gran factura de este título, es casi arte y ensayo, la fotografía es impecable, quizá haya algún pequeño error pero me resultó soberbia, el montaje sigue un tempo muy adecuado para lo que la película ofrece, aunque he de reconocer que puede llegar a ser tedioso en algún momento, pero la cinta ofrece tanto que este tedio pasa volando, o la banda sonora, escasa pero muy concisa, usada siempre en pro de la película, y qué decir de la dirección, pues si Brunello Rondi se había rodeado de los mejores raro era que no hiciese algo bueno, en este título demuestra un estilo, no muy original, pero si tan eficaz y compensado que me extraña no haber oído más de este director, habrá que investigar que tiene otro título de género, Più tardi Claire, più tardi.., 1968, aunque el listón está muy alto.

Pero la gran sorpresa de este producto es la soberbia y brutalmente perfecta interpretación de Daliah Lavi, realiza una interpretación fabulosa, mágica y tan fascinante que no encuentro adjetivos válidos, porque esta señorita hace de este título una película de visión obligada para cualquier aficionado al terror que se precie, lo digo totalmente en serio, esta interpretación no tiene nada que envidiar a las mejores del género, y me repito, no estoy exagerando en absoluto. Daliah Lavi desplega un catálogo de gestos, miradas, andares.. de todo, que es en sí fascinante, y el bueno de Rondi se aprovecha de tal magia para crear un perfil y un título tan maravilloso, pero es que el resto de los personajes están perfectamente dibujados e interpretados, donde veremos un pueblo católico, extremadanamente católico, que realiza ritos paganos que se nos muestran con una fuerza atroz, por ejemplo el velatorio con las mujeres que parecen harpías, o la lucha contra las nubes, otro momento brutalmente rodado donde se nos enseña cómo mantener los tempos cinematográficos, de diez.
Aunque este título mama en cierto modo de la genial Dies Irae, 1943, no es menor verdad que El exorcista copia momentos de esta, especialmente el famosísimo momento de las escaleras con Reagan andando como una cucaracha de espaldas, pues bien, nuestra querida Daliah Lavi ya lo hace en este título, demostrando una gran forma física en una secuencia en la iglesia que es magnética y que deja al aficionado al terror más clásico enamorado de este producto, y no, no me he vuelto loco, esa escena es pura magia.
Por otra parte es excepcional como Rondi juega con el tema de la posesión ya que nos muestra a una Purí poseída pero otras veces nos hace dudar si solamente era una mujer enamorada que debido a su incultura decide hacer un maleficio, por ejemplo el hechicero del pueblo se aprovechará de ella sin que esta haga nada por evitarlo, y no será el único, y así cree estar poseída, al mismo tiempo la veremos hablar en otras lenguas, o ver a un niño moribundo, otro genial momento, o discutir con unas monjas en su convento donde intenta hospedarse, las frases de guión de estas escenas son increibles, especialmente las de la discusión con la madre superiora, que no se como salvaría la censura de la época. Y quizá esta trama unida al estilo documental de la historia son los responsables de este acertadísimo guión, que, además, está finiquitado de forma lenta pero contundente, con una masa enfurecida y una familia que ya no sabe qué hacer con su propia hija, y a la que en el fondo quieren, y es que este título está plagado de momentos geniales.

Una película que debería ser Culto pero que nunca tuvo la fortuna de ser reivindicada y el ver la luz en la época de máximo esplendor de los directores claves del terror italiano la dejó en un segundo plano del cual debería salir desde ya. Ciertamente no llega a los niveles terroríficos de los dos maestros, pero ese estilo tan cerano a Fellini o a Passolini le dan un aura sublime a este extraño título de terror que a los aficionados al terror más puro encantará. A mí me ha sorprendido totalmente por su estilo y por una genial Daliah Lavi, de hecho podría estar horas hablando sobre este título, y eso siempre es síntoma de gran película.

Como conseguirla;
Editada en Dvd de importación por medusavideo
Trailer

Otras Portadas

2 comentarios:

escenarioabismo dijo...

Sin duda una de las películas más olvidadas de esa vertiente terror-naturalista del cine italiano y español. El género gótico puro y duro italiano tampoco ha sido demasiado visitado, el que va de I vampiri (1958) a 1965, cuando fue sustituido en los gustos del país vecino por el giallo. A excepción de Bava y poco más, cuando por ejemplo hay películas tan interesantes como La cripta e l'incubo o Le lungui capelli della morte. Y que dure.

Aprovecho para comentar que felicidades por el blog, hoy estoy en racha descubriendo buenos blogs, de momento ya tengo éste y el de La abadía de Berzano. A favoritos va.

Un saludo.

ATXEIN dijo...

Bienvenido escenarioabismo¡¡

Pues si, cuando la conocí no pude dar crédito a lo olvidada que está, y no me pareció merecedora de ese olvido sobretodo porque me pareció fascinante.. Y quizá no te falte razón en que el Giallo hizo dejar muy de lado el gótico italiano, el cual nos ha dejado bastantes joyones.. pero entonces deberíamos rescatarlos ahora.. Porque no quedan cositas que editar en Dvd..

Me alegra que te guste el blog, se hace lo que se puede.. Y el del amigo Cerebrín es muy interesante, se agradece que compares¡¡XDD

Un saludo¡¡