viernes, 20 de agosto de 2010

El asesino de muñecas (1975)

Director; Miguel Madrid
Guiòn; Miguel Madrid
Mùsica; Alfonso G. Santisteban
Fotografìa; Pablo Ripoll
Productor; Jacinto Ferrer
Pais; España
Interpretes;
David Rocha...como...Paul
Inma de Santis...como...Audrey
Helga Liné...como...Condesa Olivia

Gènero; Asesino en serie- Locura- Pseudo Giallo

Sinopsis;
Un estudiante de medicina esta obsesionado con las muñecas, hasta que su mente degenera convirtiendolo en un psicopata que mata mujeres que cree que son muñecas.

Comentario;
Miguel Madrid, alias Michael Skaife, fué uno de los directores mas psicotrónicos y bizarros, pero para mal, de la cinematografía española, de hecho sus tres obras están consideradas de lo mas delirante y absurdo que dio el cine patrio, la verdad es que razón no les falta. Anteriormente a esta ya realizó la "extraña" Necrophagus, 1971, considerada una de las peores películas del fantástico español, de hecho tras este Asesino de muñecas, que muchos ponen a la misma altura que su predecesora solo rodaría una película clasificada "S", Bacanal en directo, 1979, que, al parecer, mantiene las malas calidades propias del autor. En esta ocasión vuelve a encargarse del guión, que es realmente extraño y ahonda en las obsesiones del propio Miguel Madrid, según el mismo contó, pensar que el mismo autor fué uno de los responsables del libreto de Las amantes del diablo, 1971, me deja alucinado.
El roll protagonista lo interpreta el histriónico David Rocha que debuta en este largo y al cual no le sonrió la fortuna dentro del mundo cinematográfico, aunque participó en títulos como El caminante, 1979, no dejó de ser un secundario del montón, al menos está rodeado de algunos rostros ilustres dentro del fantaterror, como la gran Helga Liné, a la cual hemos disfrutado en innumerables títulos, tales como Mister X, 1967, El espanto surge de la tumba, 1972, o La orgía nocturna de los vampiros, 1973, o la joven Inma de Santis, vista en El juego del diablo, 1975, aparte de secundarios de la talla de José Luis Lifante, Gaspar González, o Fernando Ulloa.

Paul es el hijo de los jardineros de los jardines de la Condesa Olivia que ha vuelto a casa después de ser expulsado de la universidad de medicina debido a su temor a la sangre. Pronto comenzarán a sucederse asesinatos en los jardines y, al mismo tiempo, los padres de Paul se van de vacaciones dejándo al chico al cargo. Pero la Condesa quiere tenerlo como amante, sin saber que es un enfermo mental que tiene una obsesión atroz con los maniquíes y que se enamorará de su hija, Audrey. Todo conllevará a aumentar la locura de Paul.

Una vez visto este producto no es de extrañar que haya mucha gente que catalogue a esta cinta como un engendro, aunque en algunos sectores se la trate como culto, y es que el libreto de Miguel Madrid y sus "formas" son muy abstractas y excesivamente personales, quizá el mismo disfrute sus trabajos, aunque nunca dijo que estubiese orgulloso de los mismos, pero no guardan ningún tipo de acercamiento con el espectador, el cual solo puede dejar pasar los minutos o tratar por todos los medios de introducirse en la trama sin reirse, porque si bien comenzamos con una breve presentación del propio Miguel Madrid poco a poco vamos entendiendo bien poco y el mejunje de géneros y subgéneros no ayuda en lo mas mínimo, pasamos de momentos giallescos, a otros de terror psicológico, a clarísimos momentos homosexuales, con una especie de violación a un niño, pedofilia, que resulta psicotrónica a mas no poder, y es que el batiburrillo de ideas inconexas que conforman este título unido a unas calidades técnicas muy normalitas y una dirección menor nos dejan un producto extraño que no será del gusto de muchos.

Además la trama se centra totalmente en el personaje de Paul, el cual da para hablar y mucho, al igual que la sobre actuadísima actuación del debutante David Rocha, quién hace una alarde homosexual con gestos, formas y frases que van mas allá de la simple picaresca, por ejemplo cuando se ducha realiza unos movimientos sexuales increíbles, del todo ilógicos, o la susodicha "violación" al niño, o sus andares y su manía de abrirse la camisa sin sentido alguno, etc. Y esto, señor Madrid, no ayuda ya que su perfil es tan incoherente que solo nos queda clara una cosa, Paul está como un cencerro, pero es que es un clarísimo sospechoso, la trama en sí es tan caótica como por momentos absurda. De hecho se maneja entre un terror psicológico con momentos de killer y hasta giallescos, no obstante la vestimenta es totalmente giallesca y su perturbación también, es un trauma infantil, aunque todos estos elementos están tirados por al borda.
Al menos Miguel Madrid consigue rodar alguna secuencia suelta muy apropiada, contar solo con maniquíes no es suficiente, son un clásico del terror de los sesenta y setenta pero no aseguran crear un título terrorífico, hay que hacer mas, como algunas muertes, tales como el decapitamiento de una supuesta embarazada, algo que desaprovechan de forma brutal, o la escena de Paul repleto de maniquíes, en plan sueño y que ha pasado a la historia debido a su psicotronía y bizarrísimo, y porque no decirlo, su locura y sin sentido, además hasta parece que ni tan siquiera David Rocha rodase esas escenas, la cara no parece la misma.. serán cosas mías.
Al menos tanto Helga Liné como Inma de Santis salvan sus personajes, flojos personajes, y suben, cosa sencilla, el nivel de la película, de hecho el personaje de Helga Liné es rescatado por ella ya que está escrito de forma bastante absurda, eso sí, lo del mayordomo negro no tiene precio, al igual que todo el tramo final, con mas psicotronía y una falta alarmante de creación de tensión, porque el momento álgido está tan claro desde un principio que no sorprende a absolutamente nadie y solo nos deja un final mas psicotrónico aún y un David Rocha mas sobre actuado, si cabe, cerrando este producto.

El segundo largometraje de Miguel Madrid supera su anterior Necrophagus, 1971, a poco, aunque sigue siendo un título menor que ha sido muy odiado y destetado entre los aficionados, realmente es un sin sentido y tiene una alarmante falta de profesionalidad y del conocer los tempos cinematográficos, nos obstante Madrid desistiría de rodar mas títulos de fantaterror y lo trato con el cine "S", donde fracasó igualmente, y es que no es tan fácil dirigir una película, aunque este Asesino de muñecas hay que verlo, simplemente para observar las psicotronías que se podían rodar en los maravillosos sesenta, y porque, que demonios, es un producto divertido.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por Filmax
Trailer
NO encontrado
Otras Portadas

6 comentarios:

punkandroll dijo...

Excelente pelicula, me la compre de aquella coleccion que saco Filmax sin haberla visto previamente, algo que no suelo hacer, y me encanto, muy recomedable

ATXEIN dijo...

Bienvenido Punkandroll¡¡

Un placer leerte por aquí, aunque creo que te he visto por el foro de Exhumed movies..XDD

Osea que eres de los que la consideras una Cult movie?? Yo no llego, ni de lejos, a tanto, pero si me entretiene siendo un producto raro y bizarro, y es que el bueno de Miguel Madrid nos legó unas pelis..que telita..jajaja

Por cierto, no te tenía vinculado, te meto en el blogroll que tu blog tiene buenas cosicas¡¡

Saludos¡¡

Alimaña dijo...

Si comentas que es mejor que Necrophagus...pues igual me la quedo, que estas bizarradas sin pies ni cabeza son siempre bien venidas
Un saludo a los dos de arriba

Hashiko Sam dijo...

Hola que tal, ¿cómo te estás?, felicidades por el excelente blog que administra.
Quisiera poder contar con él en mis blogs, para que mis visitantes
puedan conocerlo, ya que sería de mucho interés para ellos.
Si está de acuerdo, por favor escríbame a manganimemaster@gmail.com

ATXEIN dijo...

De todas formas Alimaña, que sea mejor que Necrophagus no dice mucho, no crees??XDDD

Eso si, esta cinta es casi de visión obligada para cualquier aficionado, debido a todo lo que enseña y representa, aunque luego sea un producto tan raro y bizarro...

Saludoss¡¡

Blogger dijo...

SwagBucks is the best get-paid-to website.