domingo, 18 de abril de 2010

Yo te maldigo (1972)

Director; Delbert Mann
Tìtulo original; She waits
Guiòn; Art Wallace
Mùsica; Morton Stevens
Fotografìa; Charles F. Wheeler
Productor; Delbert Mann
Pais; USA
Interpretes;
Patty Duke...como...Laura Wilson
David McCallum...como...Mark Wilson
Dorothy McGuire...como...Sarah Wilson

Gènero; Posesión- Venganza

Sinopsis;
Una mujer joven es poseída por el espíritu de la primer esposa de su marido.

Comentario;
La década de los setenta fue ciertamente prolífica en la producción de telefilmes de género, especialmente sobre el tema de posesiones, pudiendo así hasta decir que estas podrían formar un subgénero bastante definido, no olvidemos que en esta década surgieron El exorcista, 1974, o Terror en Amityville, 1979, entre otras muchas, así decenas de directores televisivos realizaron su propia cinta de posesiones, con fantasmas o no. Delbert Mann, un habitual director de series de Tv y telefilmes, se produjo su pertinente película de posesiones bajo un guión de Art Wallace, guionista televisivo con el cual había trabajado en diversas series, suyos son libretos de capítulos de la mítica serie Dark shadows, 1966. El elenco, igualmente, es habitual de la Tv, y siendo escaso, como buen telefilme de la época, es muy competente, en esta ocasión nos encontramos con Patty Duke, actriz muy famosa gracias al programa de Tv The Patty Duke show, a la cual también vimos en Amityville 4, 1984, o La maldición de la viuda negra, 1977, a David McCallum, que participó en Los ojos del bosque, 1980, o The wind, 1987, a Dorothy McGuire, protagonista de La escalera de caracol, 1946, y un buen puñado de secundarios de la talla de Lew Ayres, La profecía 2, 1978.

Mark Wilson lleva a su reciente mujer Laura a la casa de su madre, Sarah, donde murió su anterior esposa, Elaine, en extrañas circunstancias. Sarah dice oír voces y ver a Elaine pero nadie la cree, pronto Laura comenzará a tener alucinaciones con Elaine, el espíritu de esta busca venganza y pretende apoderarse del cuerpo de Laura para llevarla a cabo.

¿Que se puede esperar de un telefim de posesión setentero?, pues principalmente momentos de tensión y que no haya demasiadas partes estiradas las cuales puedan provocar el tedio, al igual que algo de originalidad y que no parezca un capítulo de alguna serie o serial mas, uno de los grandes problemas de este tipo de producciones, las cuales conseguían así no tener una identidad propia, sino ser un producto mas, con poco que ofrecer, solo interesado en ser vendido para amortizar gastos y ganar algo de dinero. En esta ocasión tenemos uno de los productos que se acercan al formato de serie de Tv, pocas localizaciones, estamos casi todo el metraje en la casa de los Wilson, una factura técnica muy propia de las mismas series, y unas interceptaciones a la inglesa, tratando de incorporar elementos góticos pero sin conseguirlo en ningún momento debido a la unión de caracteres ingleses y puros yankes, resultando esta unión algo sosa.

Si bien es cierto que el elenco cumple, resultan curioso como toda la generación actoral de los setenta cumplía de esta manera, su involucración y pasión por su trabajo se plasmaba de forma magistral en cada uno de sus papeles, daba igual interpretar en un gran presupuesto que en un telefilme barato, algo que elogiar y agradecer, aunque también debo reconocer que la mayoría de perfiles de esta película son algo flojos, quizá por el intento de Delbert Mann en presentar a los personajes pero sin hacerlo, es decir, da por hecho que el espectador comprenderá la psicología de cada caracter con pintar un par de detalles de los mismos, algo muy televisivo, por otra parte, aunque siempre se puede sospechar que esto es debido a un mal montaje.
La cinta va subiendo en intensidad con el paso del metraje, comienza algo fría, con la clásica escena terrorífica para remarcar el género al cual pertenece la producción al inicio, pero durante el primer tramo de la película este terror queda mal tratado y muy poco conseguido, así hasta la posesión de Laura no tendremos algo de tensión, la cual no llega a cotas muy elevadas, por cierto estos momentos me recordaron mucho al mejor cine mexicano de género de los sesenta, salvando las distancias, dejándonos así algo alicaídos por lo visto, especialmente por la desaparición de la madre, el personaje que mas juego podría haber dado.
De todas formas hay que decir que vi una versión censurada, algo que no me explico, la película dura 74 minutos y la versión distribuida en España dura 71, donde vemos, algo demasiado habitual en las cintas de género de los sesenta y setenta, unos cortes bruscos que me desesperan y encabronan, mas aún cuando no presupongo que haya gore ni nada desagradable, sino más bien algo de información acerca de los porqués del espíritu en cuestión, lamentable.

Otro telefilme setentero sobre posesión y venganza, el cual cumple con sus calidades técnicas e interpretativas pero adolece de una dirección muy televisiva y plana, lo cual provoca algo de aburrimiento en los escasos 71 minutos de duración. Quizá el problema resida en la primera parte de la película donde no se consigue plasmar la tensión de la casa de forma correcta, volvemos a tener un producto que nos llama mas la atención por su carátula que por su contenido. Aún así siempre es agradable encontrarse con este tipo de producciones setenteras.

Como conseguirla;
NO está editada en Dvd
Trailer
NO disponible
Otras Portadas