domingo, 4 de abril de 2010

Stag night (2008)

Director; Peter A. Dowling
Guiòn; Peter A. Dowling
Mùsica; Benedikt Brydern
Fotografìa; Toby Moore
Productor; Christopher Eberts, Michael Philip & Arnold Rifkin
Pais; USA
Interpretes;
Kip Pardue...como...Mike
Breckin Meyer...como...Tony
Vinessa Shaw...como...Brita

Gènero; Slasher- Metro- Survival

Sinopsis;
Cuatro muchachos en una despedida de soltero, son echados de un club, ellos van en metro a buscar otro pero en el camino se topan con dos chicas y tras un altercado con ellas, se bajan del tren, quedándose abandonados en los laberintos del metro en una estación que cerró en los años 70. El pánico comienza cuando ven como un guardia es brutalmente asesinado por un grupo de extraños salvajes. Ahora todos se encuentran corriendo por sus vidas bajo las calles de Nueva York perseguidos por una raza de caníbales que vive en el los túneles y quiere hacerse de su carne.

Comentario;
Esta primera década del siglo XXI será recordada por los aficionados al terror por la aparición de la cámara en mano, los remakes y la vuelta de zombies y caníbales, por lo que innumerables directores han decidido realizar su ópera prima bajo estos cánones. Así aparece esta Stag night, 2009, donde Peter A. Dowling debuta con un guión propio en esta mezcolanza de Subhumanos, 1972, de la cual parece un seudo remake, de cine dentro del metro, tipo Creep, 2004, o El vagón de la muerte, 2008, el cine de caníbales en plan slasher, como los recientes éxitos de Las colinas tiene ojos, 2006, o Km. 666, 2003, y con la consabida técnica de la cámara en mano, como éxitos como 28 días después, 2002, o Rec, 2007. Por lo que no tenemos nada de originalidad, a priori, para esta cinta con amplia producción y un elenco del todo conocido por el aficionado, así nos encontramos con Kip Pardue, [The wizard of gore, 2007], a Breckin Meyer, habitual secundario de muchas cintas de Hollywood al que vimos en Pesadilla final: la muerte de Freddy, 1991, a Vinessa Shaw, que ya participó en la citada Las colinas tienen ojos, 2006, a Karl Geary, [Mimic 3, 2003], o como líder de los caníbales al director Luca Bercovici, quién ha participado en diversos terrores como Parásito, 1982, o los ha dirigido, como The granny, 1995.

Sinopsis del todo acertada, por una vez, por lo que comenzaré con el comentario.
Toda esta marabunta de cintas similares que unifican todos los elementos anteriormente citados solo son capaces de sobresalir gracias a los méritos de una buena dirección, buenas muertes, y un ritmo apropiado, pero sin copiar a todas esas películas, es decir, algo complejo pero que está en pleno auge, recordemos que en los setenta fue el giallo, en los ochenta el slasher, en los noventa.. bueno en los noventa hubo muy poca cosa, y en este siglo entre los survivals y este tipo de cine son demasiados los productos similares que pueblan las carteleras, por lo que destacar es mas complicado aún.

No así el crear algo mínimamente competente, el aficionado no suele ser exigente, y menos aún en este tipo de géneros, solo pedimos cuatro detalles, ver lo que sucede, sangre, dinamismo y la mayor mala leche posible sin llegar a lo desagradable, y bien, ¿que es lo que nos depara esta Stag night?, Pues es una grata sorpresa que pierde demasiados puntos por el uso desmesurado de la cámara en mano, porque una cosa es usar una stedy y otra es usar una cámara autónoma moviéndola descaradamente, lo cual provoca diversas suspicacias por parte del espectador, del todo lógicas, ¿Qué es lo que no quiere mostrar Dowling?. Pues queda del todo claro, la fotografía cumple, la banda sonora también, entonces lo que falla es la dirección, porque la localización y diseño de arte es mas que aceptable.

Seguramente Dowling creyó que moviendo la cámara como si le hubiese dado un telele al operador mejoraría la creación de tensión que por si mismo no era capaz de crear, ya que si bien los perfiles son muy típicos el elenco los salva de forma muy correcta, nadie destaca pero nadie sobreactua, la verdad es que a día de hoy no se puede pedir menos. Los caníbales se muestran oscuros pero a veces nítidos, algo que mosquea al espectador ya que son hombres con pelo largo y barba sin mas, lo cual nos hace pensar que, nuevamente, Dowling quería crear un alo de misterio en sus seres, seres que son calcados a los vistos en Subhumanos, película, como ya comenté, de la cual esta parece un remake, que son caníbales, ni mas ni menos, cazadores despiadados como otros tantos, y, encima, cuando aparece una mini ciudad de vagabundos y estos ayudan a los cazadores se deja ese interesante argumento del todo vació, como si nunca hubiese ocurrido.
Afortunadamente las muertes son salvajes, aunque realmente podrían haber dado algo mas, el listón está bastante alto en este tipo de productos, y aquí si hay que reconocer que Dowling sabe salir del paso, fuerza las muertes y situaciones mas angustiosas, lástima, una vez mas, del tembleque desmesurado de la cámara, pero al menos vemos buenas maneras.
El tramo final es, de nuevo, mas de lo mismo, falto de originalidad pero bastante bien llevado, y es que si no fuese por ese terrible movimiento de cámara esta película sería mucho mejor de lo que es, y aún así se hace bastante entretenida sin aportar nada al género, ni guión ni nada, ¿Pero este cine nos gusta, no?.

Otra mezcla de slasher con survival en el metro de N.Y. de por medio, la cual resulta bastante entretenida aún con todos sus elementos menores y su excesivo movimiento de cámara, quizá sin este la película hubiese ganado enteros, o los hubiese perdido ya que hubiésemos visto los fallos de una dirección novel y algo cobarde de Peter A. Dowling, el cual hasta introduce el sustito final, paotra muestra de poca originalidad, que hasta puede dar para una secuela. Solo espero que de hacerla sea más valiente, maneras tiene, ahora solo hace falta ir a por todas.

Como conseguirla;
Editada en Dvd de importación por 21st Century Pictures
Trailer

Otras Portadas