jueves, 18 de febrero de 2010

El dragón del lago de fuego (1981)

Director; Matthew Robbins
Tìtulo original; Dragonslayer
Guiòn; Matthew Robbins & Hal Barwood
Mùsica; Alex North
Fotografìa; Derek Vanlint
Productor; Hal Barwood
Pais; USA
Interpretes;
Peter MacNicol...como...Galen
Caitlin Clarke...como...Valerian
John Hallam...como...Tyrian


Gènero; Espada y Brujería- Dragón- Stop Motion

Sinopsis;
En los tiempo oscuros, la magia era un arma. El amor un misterio, la aventura estaba en todas partes... y los dragones eran reales. En las postrimerías de la Edad Media, un rey ha hecho un pacto con un dragón, por el cual el soberano le sacrifica vírgenes, a cambio de que la bestia no moleste el reino. Un aprendiz de mago, para salvar a una dama, se enfrentará al temible dragón.

Comentario;
Incomprensiblemente el cine de dragones nunca ha sido explotado adecuadamente, de hecho hay pocas cintas sobre los mismos, siendo esta coproducción entre Disney y Paramount la mas destacable, con un guión hábil escrito por Hal Barwood y Matthew Robbins, el cual a su vez la dirigiría y que tiene una corto historial dentro del mundo del cine, así solo le hemos visto como co escritor de algún que otro largo, como Encuentros en la tercera fase, 1977, o Mimic, 1997, o dirigiendo la entretenida Nuestros maravillosos aliados, 1987. El elenco es competente, formado por actores reconocibles y algún debutante como el protagonista, Peter MacNicol, al que posteriormente hemos visto en Cazafantasmas 2, 1989, o Drácula, un muerto muy contento y feliz, 1996, que está acompañado por intérpretes como la también debutante Caitlin Clarke, vista en The Stepford husband, 1996, o John Hallam, [Flash Gordon, 1980], el gran Ralph Richardson, [Condenados de ultratumba, 1972, o ¿Quién mató a Tía Roo, 1971], Albert Salmi, [Empire of the ants, 1977], Sydney Bromley, [Frankenstein and the monster from hell, 1974], o Ian McDiarmid y Roger Kemp, vistos por El despertar, 1980.

El maestro de Galen, un extraordinario mago, es requerido para deshacerse del último dragón con vida que tiene asolada a una ciudad, donde su rey concede la vida de diversas muchachas para paliar la sed de sangre del dragón. Después de la muerte del maestro de Galen este decide ocupar su lugar y junto a Valerian, una muchacha que se hacía pasar por hombre, tratarán de hacer entrar en razón al rey y acabar con el dragón, pero Tyrian, guiado por el malvado mago del rey, tratará de pararles.

Estamos ante otra de las películas producidas o coproducidas por al Disney en los ochenta y que supuso un fracaso en taquilla para, con el paso de los años, pasar a ser un film de culto, de hecho en su estreno fueron muchos los padres que se quejaron de la violencia de la cinta, ya que siendo un título, supuestamente, infantil esta violencia les parecia inadmisible, aunque parece ser que no se darían cuenta que la Paramount era productora igualmente, además el presupuesto fue bueno, así las calidades técnicas son bastante potentes y el diseño del monstruo brilla con luz propia, no obstante gran parte del presupuesto fue invertido en el mismo, comentar que hubo diversas secuencias donde se usó la fantástica técnica del Stop motion pero con algunas diferencias mecánicas, para agilizar así los movimientos, movimientos estos que han pasado a la historia del cine y de los efectos especiales, pese a quien pese.

La historia y distintos perfiles son bastante afortunados, estando todos los mismos muy bien defendidos por los distintos actores, quizá de primeras Peter MacNicol no nos encaje como héroe, pero hay que recocerle muy buenas intenciones, y a fin de cuentas resuelve bastante bien este su debut, algo que pasa igualmente a su compañera Caitlin Clarke, la cual tiene un perfil peor tratado, de hecho el cambio de su personaje, de hombre a mujer, algo que se nota desde el primer momento, es mas bien risible. El resto del elenco ayuda a estos actores noveles a crear grandes momentos de guión y bastante atmosféricos eso que la dirección de Matthew Robbins no destaca en absoluto.
Ciertamente la cinta se puede hacer algo pesada debido a su duración, vista a día de hoy ya que el recuerdo que tengo de verla de pequeño es magnífico, esas clásicas aventuras de Espada y brujería que nos fascinaba al mediodía algún fin de semana perdido del año, pero claro, ese mismo año también apareció Excalibur, estamos hablando de la mejor película de Espada y brujería de todos los tiempos, algo que hizo mucho daño a esta producción, aunque el paso del tiempo restauró, dejando a esta producción como título de Culto, menor que Excalibur pero totalmente recomendable.
La parte final tiene todos los elementos para el disfrute del aficionado, veremos al dragón en diversos momentos, lanzando fuego, volando y dejándonos bastante sorprendidos en general, hasta con sus crías y el lago que da título a la cinta, el encuentro entre el héroe y el malvado, la aparición del maestro de Galen y la resolución de diversas tramas, algunas menores que otras, que nos dejan un buen trabajo para disfrutar en compañía de niños y de toda la familia.

Gran largometraje de Espada y brujería que tubo una acogida en su estreno pésima pero que el paso del tiempo la situó dentro del olimpo del cine de este género, algo del todo merecido, y es que en los ochenta la Disney no supo sacar provecho a sus intentos de hacer algo distinto a sus habituales producciones totalmente infantiloides. Quizá haya envejecido algo mal, y a día de hoy se haga un pelín larga, aunque, igualmente, resulta un título del todo recomendable, sobretodo viendo trabajos con mas efectos especiales, como Dragon heart, 1996, o El imperio del fuego, 2002.

Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por Paramount
Descarga- --
Trailer

Otras Portadas

4 comentarios:

The Film Connoisseur dijo...

Para mi, sigue siendo la mejor pelicula de dragones jamas hecha. No hay ninguna que la supere aun!

Y los efectos especiales, sorpresivamente todavia asombran. Pero lo bueno de esta es que no solo los efectos brillan, los personajes y el libreto tambien!

Mencionastes que fue un fracaso en la taquilla, esto fue debido a que la gente no acceptaba aun que Disney hiciera peliculas que no fueran para ninos. Pero claro, con el paso del tiempo, la gente se dio cuento de lo excelente que es esta pelicula.

Otras peliculas de dragones que valen la pena:

Reign of Fire
Dragonheart
Merlin
Beowolf, la de Zemeckis.

Yo pense que Eragorn quizas iba a hacerle algo de justicia a las peliculas de dragones...pero lamentablemente me defraudo muchisimo. Al igual que Dungeons and Dragons...la cual considero una gran oportunidad perdida!

Dr. Quatermass dijo...

No creo que haya envejecido tan mal, la revisé hace poco y como comentas los efectos para el dragon son alucinantes, rivalizan con cualquier CGI actual.

Saludos!

Quimerico Inquilino dijo...

Esto es un películón y desde luego comparto la afirmación de que es (de lejos) lo más serio que se ha hecho acerca de dragones. Yo todavía me asombro de que pudieran hacer esos efectos especiales en la época en la que hablamos.
Y Peter MacNicol es verdad que choca como héroe, pero como es un grandísimo actor nos hace olvidar cualquier reparo.

Saludos

ATXEIN dijo...

Film, del todo de acuerdo, con bastante diferencia es el mejor acercamiento al cine propiamente de dragones.
Lo de la Disney en los ochenta fué de aupa.. quiso hacer algo novedoso y le salió el tiro por la culata, de hecho hasta la Sirenita no levantaron cabeza.

De las cintas que mencionas, Reign of fire, AKA el imperio del fuego,comentada por esta mansion, es la que mas me gustó.. aunque este Dragonslayer me parece bastante superior.
De Dungeons & Dragons prefiero ni hablar..los dibujos me encantaban¡¡

Dr. Quatermass,a mi en esta ultima revision se me hizo algo lenta por momentos, quizá era un recuerdo demasiado positivo el que tenía..o que de niños vemos las cosas con otros ojos..XDD
Y del todo de acuerdo en lo referente al Dragón, y con "solo" unos 5 millones de dolares de la época.

Quimérico, en esta estamos de acuerdo, eh pillín¡¡jajajajaja
Es que la cara bonachona de Peter MacNicol no concuerda con el clásico heroe, además sus posteriores papeles, muy centrados en la comedia y en el rol de tonto, hace mas increible su papel, aunque hay que afirmar que lo salva bastante bien.

Un saludo¡¡