domingo, 14 de febrero de 2010

Anamorph (2007)

Director; Henry Miller
Guiòn; Henry Miller & Tom Phelan
Mùsica; Reinhold Heil & Johnny Klimek
Fotografìa; Fred Murphy
Productor; Marissa McMahon
Pais; USA
Interpretes;
Willem Dafoe...como...Stan Aubray
Scott Speedman...como...Carl Uffner
Don Harvey...como...Michael C.

Gènero; Asesino en serie- Thriller

Sinopsis;
Un asesino en serie comienza a cometer brutales crímenes dejando una impronta difícilmente olvidable. Los cuerpos de sus víctimas son transformados en reflejos de grotescas obras de arte. El criminal basa el aspecto de sus crímenes en el concepto artístico de la anamorfosis, una técnica pictórica que manipula las leyes de la perspectiva para crear dos puntos de vista diferentes de una misma composición. En una de ellas lo creado toma una forma proporcionada y clara.

Comentario;
Segundo largometraje de Henry Miller, el cual se vuelve a encargar del guión, un guión basado en los psycokillers a lo Seven, 1995, y contando con actores de Hollywood, alguno de renombre, así el protagonista es todo un Willem Dafoe, Anticristo, 2009, La sombra del vampiro, 2000, o American psycho, 2000, el cual está acompañado por Scott Speedman, [Underworld, 2003], Don Harvey, [Tank girl, 1995], Cle Duvall, [The faculty, 1998], Peter Stormare, [Insanitarium, 2008], o James Rebhorn, [The game, 1997], entre otros.

El inspector Stan Aubray vuelve a ocuparse del caso de un extraño psycokiller que usa la técnica del anaformismo en sus brutales asesinatos, Aubray ya estuvo a punto de detenerle pero cometió un error y ahora su compañero Carl Uffner le intentará ayudar, pero el caso es algo muy personal para Stan el cual tratará de descubrir al terrible asesino que parece tener algo pendiente con el.

Otra película policíaca con diversos elementos referenciales de Seven, pero en mucho peor, y es que desde la mítica cinta de David Fincher muchos han intentado volver a rodar un gran largometraje de psycokiller y muy pocos lo han conseguido, así hemos tenido productos interesante pero fallidos, como El coleccionista de huesos, 1999, Cazadores de mentes, 2004, El coleccionista de amantes, 1997, o Resurrección, 1999, todos con buenas calidades técnicas, no obstante todos son productos holyywoodienes, aunque menores, gran distribución, y un elenco famoso que sirve como reclamo, pero en esta ocasión volvemos a tener un guión cuya base arguméntal es infinitamente superior al propio guión que acaba dando vueltas sobre los mismos conceptos pero sin indagar lo apropiado ni dando tensión al espectador, el cual tiene mas momentos tediosos que tensos, además la extensa duración no le hace ningún bien, en sus 107 minutos tendremos demasiado tiempo para el tedio y el ver como de una interesante premisa pasamos a producto muy del montón.

Los perfiles son del todo clásicos, cuanto han mamado todo este tipo de cintas de las seminales Seven y El silencio de los corderos, pero en esta ocasión todos y cada uno están forzados y llegan a cotas bastante extrañas que no consiguen crear en el espectador una simbiosis adecuada, así Dafoe deambula por el metraje sin saber bien el espectador que es lo que hace o cuales son sus propósitos, ya que si bien es el clásico policía que se toma muy personal la detención de un psycokiller, todos sus actos no consiguen mostrar adecuadamente sus diversas frustraciones, de escándalo su alcoholismo que está tratado de forma excesivamente burda, del resto de personajes se podría decir algo similar, todos los caracteres están muy forzados, pero las interpretaciones si ayudan, parece que Dafoe no estaba en su mejor momento y el peso de esta cinta le fue grande.
Afortunadamente para el aficionado las muertes y composiciones de las mismas brillan a gran nivel, no llegando a las cotas de las dos cintas anteriormente citadas pero dejando buenas sensaciones, gracias en gran medida al tema del anaformismo que da título a la película, aunque en este aspecto habría que reconocer que la cinta podría haber sido mas macarra y haber mostrado mas violencia o gore, quizá menos metraje sin sentido y mas macarrismo la hubiesen dado el empaque que la falta, aunque quizá ni así Henry Miller hubiese demostrado buenas calidades como director.
El tramo final es bastante caótico, la resolución está muy forzada y resulta algo increíble, bueno la persecución de mitad de metraje en sí ya es increíble, aunque ciertamente sorprende, pero mas bien por sus deficiencias que por sus virtudes, dejando así al espectador bastante desconcertado y abatido, ya que de lo que pudo ser a lo que es hay un abismo, y, lamentablemente, resulta un producto fallido.

Otra película de asesino en serie basada en los éxitos de Seven y El silencio de los corderos, y, nuevamente, tenemos un producto menor, con buenas ideas pero malos planteamientos, no me extraña que pasase sin pena ni gloria por los cines y hasta en su estreno en Dvd le haya pasado lo mismo, y siendo un título hollywoodiense, o al menos con muchos profesionales de este lugar, nos deja bastante claro que es un producto menor, como después de vista nos resulta, esperemos que Miller se centre en su siguiente producción.


Como conseguirla;
Editada en España en Dvd por Tribanda Pictures
Descarga- --
Trailer

Otras Portadas